ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Wednesday, October 31, 2007

¡Dulce o travesura!


-¿Cómo te fue, gaznápiro?
-¡Muy corto, tío!
-Te dije hasta las once y ya son las once y media. Te pasaste en media hora.
-¡Pero el Jálowin empieza a las doce y entonces me lo estoy perdiendo!
-No. Para los niños el Halloween termina a las diez de la noche.
-¡Protesto! ¡No es justo! Porque ahora usté se va ir a celebrar a un restoral con sus amigos mientras tanto que a mí me va dejar en un clóse.
-Pero dormirás lleno de dulces.
-Me cansé de comer dulces. Me está dando una cosa en la guata. Me siento como si tuviera la guata llena de gusanos, tío. Quero gomitar.
-Tómate un vaso de agua. Toma, bebe. ¿Cuántos dulces comiste?
-Gracia (glu-glu). Ah... ¡oinc! Ya me salió el chanchito. Ahora me siento más mejorado. Me comí como mil doce pastillas y tan bien como 25 chocolates, tan bien un trencito, ¡el trencito me lo comí altiro, querido tío!, me lo dio la brujita de la casa de la esquina, o sea la casa que está casi en la esquina.
-¿Que no se había muerto esa señora?
-¡No, tío, estaba viva!, no estaba fallecida. Cuando tocamos el timbre por si las moscas se abrió la cuerta y los pusimos a tiritán. Salió la señora bruja con un paquete y los pusimos a correr, la Luna corría más que no sé qué, pero el Claudito no podía correr tanto porque el Claudito es más chico, porque no es tan grande, no crece nunca, entonces la brujita tomó al Claudito de la mano y se lo llevó paradentro de la casa, entonces la Paulina gritó ¡se va comer al Claudito! Así que regresamos, o sea regresamos como hasta dos casas para mirar si se lo estaba comiendo. Yo estiré el cuello como dos metros y alcancé a ver que ¡no se lo estaba comiendo, porque le estaba dando dulces! Así que el Camilo dijo vamos, no sean miedosos, que los cuede dar a nosotros tan bien. Y entonces caminamos despacito y la brujita los preguntó ¿tienen miedo? los preguntó. Y el Camilo le dijo sí, porque usté es bruja porque no tiene dientes, pero la brujita dijo tengo dientes y los mostró la cara, ¡y tenía dientes! Entonces entramos y los repartió cuatro dulces a cada uno, y a mí me pasó la mano por la pelada. Era como una mano de moutro porque estaba llena de arrugas, querido tío, me raspó la pelada. Así que los fuimos y le dimos las gracias y cuando íbamos a cerrar la cuerta de la reja la brujita estaba en la cuerta de su casa y gritó ¡miren! y todos miramos y se sacó los dientes y los hizo ¡Uuuaaaaa-ja-ja-ja! y salimos arrancando porque se veía perfectamente terrolífica.
-Bien rara la señora. Ahora, a acostarte. Te preparé un closet especial.
-Espere, tío, que tan bien quero contarle que unos niñitos pedían dulces y cuando les daban dulces entonces tiraban huevos a la ventana. Eran malos porque cuando tiraron huevos dijeron los cagamos igual, así dijeron, y tan bien dijeron otro garibato, dijeron viejo cú. Así dijeron, tío, es verdá, no es mentira. Descués se fueron riéndose de verdá, no de mentira. Yo le dije eso no se hace y me dijeron cállate tonto sapo. Entonces me dio pena de tristeza, pero la Luna y la Paulina me dijeron no le hagái caso ElMonito, ¿no vís que son niños mal educados? Y yo dije ah, menos mal. Y entonces seguimos pidiendo dulces, pero al Claudito le daban menos porque es más chico, y un señor que le iba dar dulces le hizo abrir la boca lo más que pudiera y el Claudito obedeció y abrió la boca como un buzón. Se veía ridículo. Entonces el señor le dió dos pastillas y el Claudito dijo gracias y los fuimos. ¡Pero fue muy corto!

2 Comments:

  • At 10:49 PM , Blogger Therese Bovary said...

    Así sucede siempre ElMonito, como tú dices "fue muy corto". Parece ser que las cosas que más nos gusta hacer, el tiempo se las lleva volando. Y no es mentira, es verdá.

    Mejor quédate así siempre, chiquitito, no crezcas porque la vida duele. Yo no sé si entenderás lo que te digo, pero creo que se parece mucho a tus sufrimientos cuando tu tío te castiga y te encierra en el closet y tú sientes miedo y te pones a escribir para no sentir más miedo, ¿me entiendes un poquito?

    Bueno, feliz halloween y creo que las niñitas tienen razón, que esos niños "garabiateros" son mal educados y ni merecen ni siquiera que te enojes con ellos.

    Aquí me quedé yo con como cinco trencitos para darte, pero será el próximo año, además ni siquiera sabes dónde vivo.

    Chao, ElMonito, te mando mis cariños y te deseo muy buenas noches después de tantas aventuras.

    Ah, me encantó tu dibujo, eres un gran artista

    besitos

     
  • At 6:36 PM , Blogger Melissa said...

    Por acá también pasaron unos niños con el famoso: dulce o travesura, pero lamentablemente tú no estabas entre ellos.

    Yo no estoy muy de acuerdo con celebrar estas fiestas gringas sin sentido, pero si a ti te hace feliz, bien.

    Saludos!

    Disculpen mi presencia inconstante por estos lares.

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home