ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Monday, October 22, 2007

Un ojo en tinta por defender al Chinito

-¿Cómo te fue en el colegio, gaznápiro?
-Más o menos...
-¿Por qué?
-Por nada...
-¿Te pasó algo?
-No sé...
-A ver, ven para acá. ¿Qué te pasó en la cara?
-Que me salió un ojo en tinta.
-¡Por qué! ¿Te pegaron?
-Sí, me dieron una camotera... ¡Guaaaaaaaaaaa!
-Ya, no llores. Cuéntame qué te pasó.
-Es que yo defendí al Chinito, pero el Chinito no es el Dostor Cao de Nanllín, porque el Chinito es un compañero de culso que todos le pegan, nadien no le pega, en vez que yo soy el único que no le pega, porque el Chinito es débil y se deja que le peguen. Entonces cuando le estaban pegando al Chinito en el recreo yo dije ¡No le peguen al Chinito! y me llevé para un lado al Chinito y el Chinito me dijo gracias, pero entonces llegaron dos matones y me tomaron de los guantes y me llevaron a la sala, porque la sala estaba desopucada porque estaba sin nadien adentro de la sala, porque era el recreo. Entonces los matones llamaron a los otros y me dieron una camotera. Y descués entramos a clase y la Caballita me preguntó que me había pasado en el ojo y entonces yo le iba decir pero entonces un matón me dijo para callado no los podís traicionar, así que yo le dije a la Caballita que me había caído jugando en el recreo y casi se me había salido el ojo, me había quedado el ojo colgando del nervio le dije, y casi tocó el suelo el ojo, menos mal. Entonces la Caballita me retó por decir mentiras, porque dijo que los ojos no cuelgan, en vez que si cuelgan entonces no valen.
-¿Quiénes son los matones?
-El Pereira y el Roldán.
-¿Y tus famosos amigos el Toro y el Martínez no te defendieron?
-Es que el Toro y el Martínez son no tan matones y son más chicos que el Pereira y el Roldán, porque si pélian con ellos entonces el Pereira y el Roldán ganan y el Toro y el Martínez pierden, así que se quedaron callados y me pegaron tan bien, pero no tan fuerte. A la salida de la camotera me dijeron nosotros te pegamos despacito.
-¿Y el Chinito?
-No, el Chinito no me pegó, porque estaba escondido detrás del tiosco donde venden trencitos.
-¿Puedes ver?
-Sí, tío, pero veo como morado. Pero con el otro ojo cuedo ver de todos colores.
-Bueno, eso te pasó por defender al Chino.
-Sí.
-¿Y qué harás si le vuelven a pegar?
-Los voy acusar al señor Pino, porque el señor Pino los cuede castigar, porque el señor Pino es Inpestor.
-Me parece. Ahora vuelvo a mis asuntos.
-Espere tío...
-¿Qué quieres?
-¿Es verdá que ahora salió una niñita Cítica?
-¿La que ve la fortuna?
-Sí.
-Así parece.
-O sea que entonces la niñita Cítica a lo mejor le va ganar al Dostor Cítico, porque el Dostor Cítico es no tan bueno, en vez que es un poquito malo. Pero el Dostor Cao de Nanllín es malo, porque el Dostor Cao de Nanllín saca el corazón y lo masca.
-Ah.

1 Comments:

  • At 1:44 PM , Blogger Cristian said...

    ¡Así que eso era ser cítico!... ¿Y por qué a la Melissa le puede aparecer el Dostor Cítico?

    Qué bueno que defendiste al chinito, querido ElMonito.

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home