ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, September 28, 2010

Cuando grande voy a tener que ser camillero

Querido diraio
Ni tío me retó porque me saqué un dos coma cinco en la crueba que dije que me iba ido bien, pero me fue mal, ME FUE DEMASIADO MAL, SOY TONTO. Cuando grande no voy a poder ser jugador de la selección, voy a tener nomás que ser camillero. Los camilleros estudian poco, estudian ejercicio de brazo y estudian dirección para caminar derechito. Descués no tienen la obligación de resucitán a los caláveres de los seleccionados porque los que echan un vientito en las patas de los seleccionados son los especialistas. Esos tienen que estudiar para apretar el esprái y algunos tan bien tienen que saber colocar vendas. Eso es más difícil.
¿Cómo será ser inteligente como la Francisca Ayala, que se saca puros seis coma nueve? A lo mejor estudia más, pero ella se cree la muerte y dice que la materia le entra sola, no creo. Además que la Francisca Ayala ES TONTA porque le gusta Miguel Bosé, mientras tanto que el Chino Valladares dijo que Miguel Bosé es cola.

Gracia
eLMONito

Wednesday, September 22, 2010

Regreso a clases después de las fiestas

-¿Vienes contento?
-Tengo hambre, querido tío señor Lamordes. ¿Qué hay de almuerzo?
-Zapallitos italianos.
-¡Mejor lléveme al Macdonal!
-Pasa a lavarte las manos.
-¿Hay Coca-Cola?
-Agua de la llave.
-Pucha.
-¿Y cómo te fue?
-¡Bien, porque con el Toro y el Martínez los reímos harto, porque el Martínez fue a las fondas del Parque Ojíguin tan bien, pero yo no lo cude ver al Martínez porque parece que el Martínez fue al otro día que fuimos nosotros, y cuando iba caminando un curado le buitreó la camisa y el papá retó al Martínez por tonto y tuvo que lavarle el buitreado en una llave de la fonda y en vez que lo castigó y no lo premió.
-¿Y qué decía el Toro?
-Escuchaba no más, porque estaba jugando al emboque que le regalaron, y se cree la muerte porque aprendió a achuntarle con el palito. Descués me pasó el emboque y cuando iba hacer el emboque me pegué en el mate, todos se pusieron a reír y el Inpestor Pino me retó por tonto y casi me lleva a la Inpestoría, porque justo habían tocado la campana.
-¿Y qué más pasó?
-La tía Ernestina los hizo hacer una con posición del Dicentenario.
-Léeme lo que escribiste.
-No cuedo porque está corrigiendo las cruebas, pero no justo ahora, porque yo creo que ahora está almorzando tan bien, porque la tía Ernestina no hace clases en la tarde, pero a lo mejor está corrigiendo las cruebas ahora, ojalá que más ratito, pero yo creo que me fue bien porque puse hartos acentos. Tío, ¿fonda lleva acento en la a o fonda lleva acento en la o?
-En ninguna de las dos.
-Parece que le puse acento en la a, ojalá que no.
-Mañana me traes la composición para verla.
-Bueno.
-Y ahora, a comer.
-Pucha, menos mal que tengo hambre.
(Al rato).
-¡Estaban ricos! ¿Hay más?
-Queda uno más.
-Quero.
-Aquí está.
-Tío, dijo el Direstor cuando dijo el discurso descués que cantamos el hicno nacional, dijo el Direstor que hoy era el día sin auto y todos iban a tener que andar a pata para respetán la capa de ozono, porque si andamos a pata descués no se va inundar el mundo como en 2012, era muy cuática, me dio un poquito de miedo no más, no tanto, pero al final me quedé dormido, ¿cómo terminó 2012, tío?
-Todos felices.
-Tío, pero descués cuando los fuimos de la escuela caminando a pata el Loro Espinoza dijo ¡miren cabros, ahí va el Direstor en auto con la tía Jacqueline, van conversando! y el Chino Valladares dijo que iban a un motel porque el Direstor era lacho.
-¿Sabes de qué estaban hablando?
-No tanto.
-¿Qué crees?
-Yo creo que el Direstor iba dejar al motel a la tía Jacqueline porque ella tiene los pies chiquititos y le duele andar a pata porque usa tacos muy filudos, entonces el Direstor SE VIO OBLIGADO A ANDAR EN AUTO, así que a lo mejor se va inundar el mundo por culpa de los tacos filudos de la tía Jacqueline, ojalá que no.
-¿Y qué es un motel?
-Un hotel más chiquitito que sirve no para domir porque puro sirve para entrar a comer papas fritas dijo el Lantadilla. Por eso se llama MO-TEL, no HO-TEL, ¿no ve?

Monday, September 20, 2010

Comisión, revista naval, anticuchos y empanadas

-¡Ya, tío, estoy listo!
-¡Ya!
-¡No se leva, tío, porque se volvió a caer de guata!
-¡Tienes que encumbrar con el brazo! ¡Dobla el brazo varias veces hasta que se eleve!
-De nuevo.
-Espera, que voy a arreglar la cola.
-Bueno.
-Listo. Ahora sí. Aprovecha el viento... ¡Ya!
-¡Ahora se está levando! ¡Qué rico! ¡Venga ayudarme, tío, porque el volantín salió chúcaro y se me quere caer de nuevo de guata al suelo.
-Sigue remontando, que ya voy.
-Apúrese porque se está acercando a una rama de árbol y se cuede quedar enganchado y entonces jodí.
-Ya voy, ya voy...
(Al rato).
-¿Te gusta como se ve tu volantín en el cielo, gaznápiro?
-Sí, querido tío señor Lamordes. Me da como una cosquilla en la guata.
-Ah.
-De los nervios.
-...
(Al rato).
-¡Mire, tío! Se viene acercando un volantín chupete por el lado de acá.
-Ya lo vi. Parece que quiere echarte una comisión.
-¡Pero yo tengo hilo sano en vez que el volantím chupete a lo mejor tiene hilo curado! ¡No es justo! Además que es rojo y el mío de tricolor, ¡no vale, porque los rojos tienen más fuerza!
-No tienes remedio, se acercó muy rápido. Trata de correrte o de aguantar.
-No cuedo, tío, porque con el viento se me va para el lado de acá.
-¡Cuidado!
-Se fue a las pailas... ¡guaaaaaa! Fregué.
-¡Recoje el hilo para que no pierdas tanto!
-¿Y para qué?
-Yo te compro otro.
-Mejor lléveme a ver la Parada Militar de buques.
-Eso es en Valparaíso.
-¿No va ser en el Parque Ojiguin?
-¡Cómo se te ocurre! ¿Dónde navegarían los buques?
-Yo pienso que los cueden llevar arriba de camiones gigantes para verlos mejor a los barcos del mar.
-No.
-Entonces cómpreme unos anticuchos con bebida lai.
-¿Y qué te dio por tomar bebidas light?
-Es que me puse guatón con la empanada que me compró en el rey de las empanadas y ahora los chanchitos me salen con olor de cegolla, tío, ¡es verdá, no es mentira!
-¡Te creo!
(Al rato).
-Tío...
-Qué.
-¿Los curados duermen de noche tan bien?
-¿Por qué lo dices?
-Porque en el día pasan durmiendo, entonces si en la noche tan bien pasan durmiendo, ¿entonces cuándo están sanos?

Saturday, September 18, 2010

En las fondas dieciocheras

-¿Quieres un cuchuflí?
-Bueno...
-Como que no tuvieras muchas ganas.
-Es que descués del Tagadá me duele un poquito la guata, no tanto.
-Te dije que te ibas a marear con ese juego.
-¡Pero es rico!
-Bien, entonces aguanta.
-Quero tirar al tiro al blanco con pistolas de pintura.
-¿Cuánto valen?
-Le voy a preguntar al señor, querido tío señor Lamordes.
(Pregunta)
-Señor, ¿cuánto valen los tiros al blanco de pistola de pintura?
-Setecientos pesos, cabrito.
-Dijo el señor que valen setecientos pesos.
-Muy caro.
-Yo le cuedo prestar, porque tengo un billete de mil pesos. ¿Mil pesos es más que setecientos pesos, querido tío señor Lamordes, o setecientos pesos es menos que mil pesos?
-Las dos opciones son correctas.
-Ah. Entonces cómpreme.
-Bueno.
-¿Pero las monedas son de usté o son de yo, tío?
-Mías.
-¡No vale, porque entonces no voy a poder jugar a las argollas para achuntarle a la botella con plata de mil cinco pesos!
-Concéntrate en los disparos, mequetrefe.
-Es que la pistola pesa más que no sé qué, tío. Pesa más que la mochila.
-¡Dispara ya!
-¡Bang!
-Fallé.
-Te quedan cuatro tiros.
-¡Bang!
-Fallé de nuevo. Dispare usté mejor, porque todos descués se van a reír.
-Sigue no más.
(A rato)
-Tío...
-Qué pasa ahora.
-Quero gomitar.
-¡Lo que faltaba!
-Es que parece que el sánguche de pernil con chicha se me enredó en los churros que me había comido. Se me enredaron en los intestinos. El sánguche se me enredó en el intestino guatón y los churros se me enredaron en el intestino flaco... ¡Buaaaa!
-¡Cuidado, que me manchas los pantalones!
-Buaaaaa.... buaaaaa..... ¡cof cof cof!... guajjjj... ya se me está pasando.
-¿Te sientes mejor?
-Sí, tío, porque gomité como unos tallerines que había comido el otro día en la escuela, se me habían escondido en el intestino flaco, porque son más flaquitos. Pero se me quedó un tallerín en el hoyito de la nariz del lado de acá y me molesta...
-Espera, yo te lo saco.
-Aaggggg...
-Ya salió.
-Me dio como una cosa de asco, pero ahora ya cuedo respirán bien.
-¿Nos vamos a la casa?
-No, porque quero subirme de nuevo al Tagadá.
-No hay quién te entienda.
-Es que descués no va ser más el Diciocho del Dicentenario y entonces van a cerrar el Tagadá y más encima que voy a tener que hacer tareas de número y tareas de distado. Quero que descués venga altiro la Navidás, para salir de vacaciones de Año Nuevo.

Monday, September 13, 2010

Partiendo a las fondas

-¿Estás listo?
-Tuavía no, querido tío señor Lamordes.
-Apúrate.
-Bueno.
(Al rato).
-Oye, qué te pasa. Todavía no sales.
-Ya voy a salir en un ratito.
(Al rato).
-¿No quieres ir a la inauguración de las fondas?
-Es que me da vergüenza.
-Por qué, mequetrefe.
-Es que me veo diferente con el traje de guaso.
-¡Ya, ven aquí!
-Pero me da vergüenza.
-¿De vestirte de huasito?
-Claro.
-Te ves bien. Ya, vamos.
-Pero descués si me ve el Martínez con el Toro entonces me van hacer burla y me van a decir que ando difrazado de guaso del Dicentenario y descués le va decir a la tía Ernestina y tan bien la va decir al Loro Espinoza y a la Francisca Ayala, que es la que más saca pica.
-Ya, si no sales te mando al closet. Tú eliges.
-¡Pero usté no va difrazado de guaso porque va de persona normal! ¡No es justo!
-Bueno, como quieras.
-Bueno, voy a salir.
-Así me gusta. Vamos de la mano.
-¿Me va comprar cuchuflís y algodón, querido tío señor Lamordes?
-Por supuesto.
-¿Y voy a tirar argollitas a las botellas con plata?
-Claro que sí.
-Pero yo quero tirar hartas argollitas, hasta que le achunte, y tan bien quero tirar al tiro al blanco de plumillas para pegarle al circulito.
-Toma dos mil pesos para tus juegos.
-¡Viva ni tío!
(Al rato).
-Tío.
-Qué.
-Mejor deme mil pesos no más, no mil dos pesos, porque a lo mejor cuede quedar pobre.
-Bueno.

Friday, September 10, 2010

Los mineros y los mapuches

Querido diario
Ni tío me dejó en el clóse porque dice que va salir entonces mejor me quedo en el clóse. Yo le dije protesto tío, pero ni tío me dijo qué vas a protestar tú mequetrefe, ¿y cómo los mineros renacuajo están tuavía encerrados mientras tanto que tú vas a estar puro dos días encerrado? parece que dijo, no esactamente igual, y antes de cerrar yo le dije por el portillo, ¡pero los mineros están en güelga de no comer!, querido tío señor Lamordes, pero me dijo ni tío tonto, me dijo, esos son los mapuches con los diputados. Pero me dijo tonto a mí, no que es tonto ni tío. Tengo que mejoral la con posición.
Entonces los mapuches están en un hoyo y los mineros apenas cueder comer pero comen, ¿y cómo dicen entonces que están en güelga de no comer? Protesto.

Gracia
elMONIto

Wednesday, September 08, 2010

Aprendiendo a hacer bailar el trompo

-Tío, el Moisés Alvarado me hizo burla porque no cuedo hacer andar al trompo, así que enséñeme como se hace para que el Moisés Alvarado no me saque pica, porque al Moisés Alvarado le sale el tiro derechito y el trompo le dura como cien cuarenta vueltas, mientras tanto que a mí el tiro me sale chueco y el trompo le pegó a una paloma y la paloma perdió el conocimiento.
-¿Tienes el trompo?
-Aquí está.
-Se enrolla así, ¿ves?
-Sí.
-Y se lanza así... ¡ug!
-Ja ja ja, le salió chueco tan bien.
-Espera, no te burles. Déjame hacerlo de nuevo... ¡Ug! ¿¡Ves ahora!?
-Le salió derechito. ¿Cómo se hace, querido tío señor Lamordes?
-Como te enseñé. Hazlo tú ahora.
-No cuedo.
-Trata.
-Bueno ya.
(Al minuto).
-¡No me sale!
-Repite el procedimiento, haz un nuevo esfuerzo hasta que lo logres.
-¡No me sale!
-Ya verás que te va a salir. Es cosa de práctica y paciencia.
(A la hora).
-Tío...
-Qué.
-Mejor juego al Pleistechon.
-¡Gaznápiro impaciente!
-Mañana sigo practicando porque el Moisés Alvarado dijo que no va ir a clases porque dijo que iba hacer la cimarra y descués iba ir a clases, como el viernes dijo. Así que el viernes ya voy a ser un esperto.
-¡No! De aquí no te mueves hasta que hagas bailar al trompo.
-¡No es justo!
(A las dos horas).
-¿Aprendiste?
-Tuavía no.
(A las tres horas).
-¿Ya?
-No... ¡Maltrato infantil!
-Lo hago por tu bien.
-¡In-jus-ticia!
(Por la noche).
-¿Ahora sí?
-No, porque se me hizo un callo en la mano tío con la cuerda del trompo, así que se me refala el trompo en la mano y me sale chueco.
-Acuéstate, mañana seguimos.
-Bueno... hummm... zzz... zzz... zzz...

Monday, September 06, 2010

¿Tío, cuánto falta para que llegue la primavera?

-¿Cómo te fue en la escuela, renacuajo?
-Bien, querido tío señor Lamordes.
-¿Qué tan bien?
-Muy bien.
-Oh.
-No peliamos con el Chino Valladares y la Francisca Ayala no me hizo burla, y descués la tía Ernestina los hizo un distado y me saqué un cinco coma cinco, fallé puro en diciocho porque la puse con ce de culebrita, no con ce redonda, y tan bien fallé parece en minero porque encima de minero dibujé una lámpara y la tía Ernestina me hizo una cruz, y descués jugamos a la pelota y no me metieron niún gol, así que todo bien, más encima que en el recreo le pedí dos cien pesos al Martínez y el Martínez me dijo que sí, entonces me compré un italiano, pero sin palta, porque con palta es más caro.
-¿Y cómo es el italiano sin palta?
-Es con el pan de jotdó y con la cosita larga adentro.
-¿Eso no más? ¿Y la mayonesa, el ketchup, el ají y la mostaza?
-Vale más caro. Vale como cuatro cien pesos.
-Ah.
-Tío.
-Qué.
-¿Ya va llegar la primavera?
-Faltan pocos días.
-¿Es descués del Dicentenario o antes del Dicentenario?
-Unos pocos días después.
-Pero ya está rico, porque las ovejas ya salieron a chupar miel con el sol de las flores.
-Hummm... cuántos errores en una sola frase.
-Pero lo malo es que descués empiezan a salir las lergias.
-¿Las qué?
-Las lergias, esas cosas que salen adentro de la nariz cuando uno empieza a vomitar como refrío.
-Eso se llama alergia, gaznápiro.
-Ah. Son malas, pero duran harto.
-Vele lo bueno al tiempo.
-Podemos elevar volantines, pero me da susto porque cuando me echan comisión salgo arrancando, porque los otros tienen hilo curado y yo tengo hilo sano. Fregué. Una vez el Loro Espinoza me dijo que tenía hilo sano pero tenía hilo curado, pero en la puntita tenía hilo sano, porque yo pasé el dedo y era hilo sano, nuera hilo curado. Así que los pusimos a elevar y me fui a las pailas altiro. Fregué. Y el Loro Espinoza lo pillé que se estaba riendo para callado.

Wednesday, September 01, 2010

¿Cuándo es el día del Bicentenario?

-Tío...
-Qué.
-¿Cuándo es el Dicentenario?
-Todo este año.
-Pero cuándo es EL DÍA del Dicentenario.
-El 18 de septiembre.
-Pero el 18 de sectiembre es el día de las fondas.
-¿Sabes por qué se hacen fondas?
-Para tomar vino.
-Sí y no.
-Para tomar chicha de Curacavino.
-Sí y no.
-¿Es una adivinanza, querido tío señor Lamordes?
-No.
-Entonces para comer empanadas de cegolla y tirar algollas para achuntarle a las botellas con plata, ¡pero yo nunca le achunto porque las algollas son muy flacas! Una vez me puse al ladito de la botella ¡y no le cude achuntar!, pero el señor me retó, así que me fui para el lado a tirar plumillas al blanco y una plumilla le pegó en la cara al señor de las plumillas y me retó, me dijo ¡casi me sacái el ojo, tonto!
-¿Y yo, dónde estaba?
-Usté parece que estaba comiendo asado de choripán, pero nuestaba bailando cueca porque como no sabe bailar cueca, entonces dice que mejor no baila cueca.
-¿Y cómo el ministro Lagos Weber baila de lo más bien?
-Es que tiene balbita puntuda, por eso se atreve.
-Ah.
-¡Pero qué se celebra el 18 de sectiembre!
-El día de la patria, el día de Chile.
-Pero entonces no se celebra el Dicentenario.
-Claro que sí. Este año se celebran los 200 años de Chile.
-Ah, o sea que nos pusimos viejitos.
-No creas. Otros países celebran como 5 mil años.
-¿Cuáles?
-Egipto, por ejemplo.
-¿Por eso las momias de Egisto son tan arrugaditas?
-Claro.
-Pero las momias de Egisto tienen joyas de oro y en vez que Cleopatra tenía esclavos que andaban de lado, mientras tanto que acá andamos mejor.