ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Friday, April 24, 2009

¡Salió una influencia de chanchos que cuede destruir el planeta tierra!

Querido diraio
Estoy nelvioso porque salió en las noticias que se inventó una influencia de chanchos que contagian a los humanos y descués parece que a los humanos les cuede salir cola de chancho. Parece que se inventó en el país Méjico, que queda cerca de Malagascar parece. O sea que está lejos, menos mal, así que la enfermedás no cuede venir, pero salió en las noticias que cuede venir viajando en avión, o sea fregamos.
¡A lo mejor vino del espacio la influencia! Entonces los viru cueden tener casquitos de marcianos, no creo.
Ni tío está trabajando y yo estoy escribiendo en el clóse con la linternita. O sea que escribo pero no con la linternita, porque la linternita no tiene punta de lápiz, tiene puro punta de luz, así que no sirve para escribir. SIRVE PARA VER.
Pero si la influencia llega, yo creo que no cuede entrar al clóse, pero si es un microbio, entonces CUEDE ENTRAR AL CLÓSE, fregué, porque los microbios son más chicos que una miga. Las migas alcanzan a entrar justito en el clóse, el otro día entró una miga. Las migas no cueden caminar, así que no sé como cudo entrar la miga, parece que venía en un pan que me estaba comiendo. Entonces la miga no entró, porque SE CAYÓ DEL PAN. Acabo de descubrín. Pero descués la tiré para fuera y la miga se fue, así que no cuede entrar PERO CUEDE SALIR. O sea que los microbios entonces cueden salir y tan bien a lo mejor cueden entrar, PORQUE LOS MICROBIOS TIENEN PATAS. Jodí.
Si me da la influencia de los chanchos entonces mejor tener cola de chancho que tener cabeza de chancho, porque los chanchos tienen como una trompa y dos hoyos grandes en la trompa, y tienen los ojos chinos, ¡así que yo me vería más feo! Y tan bien me cuedo convertín en guata de chancho. Prefiero que me dé la influencia de cola de chancho.
Descués todos enfermos. Todos mueren.
El planeta tierra sin humanos. Todos chanchos. Va ver un nuevo silabario, más fácil porque puro hablan oinc los chanchos. Por eflenco, quero comer un oinc trencito. O tan bien tío lléveme al oinc estadio a ver la Suc 17. No. Mejor tío no me lleve al estadio porque oinc la Suc 17 es mala oinc pasa puro perdiendo nomás oinc.

Oinc Gracia

elmONIto

Wednesday, April 22, 2009

Bachelet, Piñera, el Barti y una sorpresa final

-Tío, ¿es verdá que Piñera cuede ser Presidente y Michél Bachelet cuede ser No Presidente?
-Sí.
-Yo quero que Michél Bachelet siga siendo Sí Presidente.
-¿Por qué? Primera opinión política que te escucho en tu vida.
-Es que Michél Bachelet es más buena que Piñera, porque Piñera es malo.
-¿Por qué dices eso?
-Es que en la escuela dicen que Piñera es malo porque es más rico que Rico Mac Pato y tan bien dicen que es malo porque se anda riendo de las guagüitas.
-Qué información más torcida te llega. ¿Quién dijo eso?
-Me dijo el chino Valladares, porque dijo que su papá le dijo que Piñera era malo, así que el papá del chino Valladares dijo que iba votar por los comunistas, porque dijo que los comunistas ANTES se comían a las guagüitas pero ahora no se comen a las guagüitas porque no tienen hambre, porque ahora CUIDAN a las guagüitas.
-¿Y tú dices que Piñera se las come?
-No sé.
-¡De dónde sacaste tanta estupidez!
-Es que dijo el chino Valladares que el papá del chino Valladares dijo que Piñera se ríe de las guagüitas, ¡jo jo jo!, así se ríe. Dijo que cuando fue al estadio a ver el partido de Colo Colo vio una guagüita en la galería y se burló de la guagüita, dijo parece que la guagüita tenía olor a cacú porque no le habían cambiado los pañales a la guagüita y se hizo caca.
-Qué cosas debo soportar de este renacuajo, Dios mío. Piñera nunca se ha burlado de las guaguas, que yo sepa.
-Pero dice el chino Valladares que el papá del chino Valladares dice que salió en las noticias que Piñera se burló tan bien de una guagüita que llevaron al dostor en avión.
-Esa historia no está tan clara, para que sepas, y se trata de la hija de un ministro. No te metas en asuntos políticos, será mejor.
-¿Pero es verdá que los jugadores de Colo Colo toman chicha cuando terminan los partidos?
-¿También te lo dijo el chino Valladares?
-No, dice el Martínez, porque el Martínez es del Cacique y el otro día dijo que los jugadores tomaron chicha y descués traicionaron al Barti, porque el Barti es ídolo. Pero descués parece que se le olvidó el Barti cuando le ganaron al Chuncho, porque el Martínez puro le sacó pica al Toro y descués se pusieron a peliar y llegó el inpestor Pino y los mandó a los tres a la inpestoría.
-¿A cuáles tres?
-Al Martínez, al Toro y a yo.
-¿A tí? ¿Por qué?
-¡Es que yo me puse a separarlos! y me llegó un paipazo en la cara y me piqué y le pegué una patada en la canilla al Toro y descués los mandaron una comunicación para la casa.
-¿Una comunicación? ¡No me la has mostrado!
-Es que no me atrevía, querido tío señor Lamordes.
-¡Pásamela de inmediato!
-Aquí está la libreta.
-Hummm... "Señor apoderado... Comunico a ud. que su pupilo ha sido suspendido tres días por pelear en el recreo...". ¡Suspendido! Por eso estás acá.
-Sí.
-Ya entiendo.
-Yo... no quería... ¡guaaaaa!
-No llores, ¡no te escudes detrás de las lágrimas!
-Es que yo... ¡guaaaaa!
-Vamos, qué saco con castigarte. Te habrán suspendido por error, por tratar de ser buen niño.
-Sí, porque yo no quería... ¡guaaaaa!
-Toma un trencito y vamos un rato a la plaza.
-Yo no quería... ¡guaa!... bueno, tío... vamos.... ¡hum! ¡está rico el trencito, tío, porque parece que este trencito lo hicieron con más chocolate porque lo encuentro más rico que el otro trencito que me comí la otra vez, porque el otro trencito que me comí la otra vez lo hicieron con no tanto chocolate parece!

Monday, April 20, 2009

ElMonito en las cavernas submarinas

Le habían hablado sus amigos a ElMonito de las cavernas submarinas, pero el mequetrefe pensó que se trataba de una aventura de ésas que se ven en las películas. Por eso, cuando realmente entró en una se horrorizó de verdad y pensó que sus días, sus pocos días en la tierra, estaban contados. No sacaba nada con pedirle ayuda a su tío porque, como todos sabemos, el "querido tío señor Lamordes" está cuando no se lo necesita pero cuando sí se lo necesita, ¡nunca está!
Ay -se lamentó-, estoy medio fregado porque estoy en una caverna sucmarina de verdá, no de mentira; entonces quere decir que me cuedo morir, porque los niños cuando entran a las cavernas sucmarinas se cueden morir, eso dijo el Toro el otro día, porque dijo que se lo había decido su papá que es juez, así que cuede ser verdá.
Lo que le aproblemaba a ElMonito era no tener con quién compartir sus miedos. La caverna estaba llena de agua y el agua le tapaba las rodillas. No se veía luz alguna, sólo se escuchaban los aleteos de los peces y graznidos de pájaros invisibles.
Trató de escalar por los muros de la caverna pero no pudo porque estaban tapizados de musgo o algo así; en todo, caso, era una sustancia resbalosa.
No cuedo subir porque me refalo, así que voy a tener que caminar para delante no más, fregué medio a medio, pensaba en voz alta y su voz era devuelta por el eco.
Chuta, un eco eco eco. Mejor no digo nada más nada más nada más porque mi voz me da susto susto susto cállate gaznápiro será mejor será mejor será mejor.
ElMonito se pasó la noche entera caminando por las cavernas submarinas, decimos cavernas porque una daba con otra y después esa se abría a tres más y así sucesivamente. Al amanecer, tras haber recorrido unas catorce o quince cavernas, todas iguales entre sí, vislumbró claridad, como al finalizar un túnel. El nervio le hizo apresurar el paso y el cansacio lo sumergió en las aguas. En el piso había un remolino que se lo tragó. Contuvo la respiración y de pronto fue a dar a una cascada: cayó al vacío y volvió a ver la luz, al mismo tiempo. Se hundió en un río profundo, salió a flote y nadó a lo perro hasta la orilla.
Al otro día la tía Ernestina le preguntó por qué había faltado a clases y ElMonito le contó esta historia, pero la tía no le creyó y lo mandó a la inspectoría, "por mentiroso". El inspector Pino mandó a llamar al apoderado y ahora sí que el tío apareció, cuando menos se lo necesitaba.

Thursday, April 16, 2009

Murió el primer tranplantador

Querido diraio
Nadien se creopupa cuando uno está enfermo, porque todos no se creopupan, porque puro se creopupan cuando ELLOS están enfermos. Por eflenco ahora ni tío ni me viene a ver al clóse, puro me deja jugo de sobre en la mañana y una jalea y un yogur con cereales y descués se va trabajar y en la noche cuando llega me pregunta te lavaste los dientes y yo le dije no tío, porque no cuedo ir al baño, me estoy aguantando y me dice anda al baño altiro para que te vuelvas acostar y entonces yo fui al baño y hice harto pipí.
Así que no sé.
Dijeron en las noticias que murió el primer tranplantador, se llamaba DOSTOR KAPLÁN. Era viejito pero no tenía pelo porque se le había caído el pelo. Se murió de viejito. El dostor Kaplán le puso un corazón de verdá a una señora que descués se murió, pero se murió no tan viejita. La operación FALLÓ, pero el dostor Kaplán se hizo famoso y duró más. Descués el dostor Kaplán puso otro corazón, pero no a la señora, porque la señora ya estaba enterrada, le puso otro corazón a otro señor parece, pero duró más, pero descués tan bien se murió el otro señor. O sea que la operación falló, pero no tanto. Y el dostor Kaplán seguía vivo, pero más famoso. Descués el dostor Kaplán puso otro corazón. Descués el dostor Kaplán puso otro corazón. Descués el dostor Kaplán se aburrió de poner corazones. Estaba esperto. Descués ganó de Presidente de Viña del Mar. Sacó hartos votos y fue más famoso y salió en el Festival. Descués perdió y entonces se puso menos famoso. Y descués se murió de viejito.
Ahora salió que una señora no quere que le pongan una indección para el cáncer a su hijito, parece que es una señora mala, porque una dostora dijo entonces que si no le ponen la indección para el cáncer al niñito, entonces el niñito se va morir. La otra vez una niñita parece se murió en la micro del Transantiago, pero no se murió de cáncer, porque se murió de crimen. Descués la enterraron. HAY GENTE MALA. Yo una vez yo iba caminando de la escuela para la casa y pasó un viejo y tiró un pollo y me cayó justo en la cara y yo me lamenté. Me dijo pucha cabrito no te vi pero descués yo creo cuando iba llegando a la casa que lo hizo a propósito.

Gracia
eLMonito

Monday, April 13, 2009

Enfermo de tanto comer chocolates

Querido diraio
No cude ir a clases porque me enfermé de la guata porque comí muchos huevitos de chocolate. COMÍ DEMASIADOS. Ni tío me dijo no comas tantos huevitos mequetrefe, porque te vas a enfermar, y justo me enfermé. Tenía razón. Descués me dijo ¿viste gaznápiro? ¡Ahora qué va ser de mí! Tío estoy enfermo. Cállate tonto, ¿no ves que tengo que ir a trabajar? Póngame el termómetro debajo de la sila o cuede ser en la lengua, pero en la lengua se me empieza a correr para el lado de adelante de la boca y entonces me lo tengo que echar el termómetro para el lado con la lengua y casi se me sale. Cállate tonto no muevas el brazo. Gracia. ¿Cuánto tengo? Tienes fiebre. ¿Cuántos palitos más arriba del punto rojo? Como cuatro palitos. ¿Me van a poner una indección? Si te aumenta la fiebre. No, tío, porque se me va quitar sola. Bueno, duerme un poco, a ver si te mejoras.
Al otro día desperté en el clóse porque ni tío se fue a trabajar nomás, me dejó solo. Pero cuando prendí la linternita había una limonada, menos mal que no se cayó en la noche. Me la tome AL SECO.
Ahora me mejoré porque me dieron ganas de comer más huevitos. Cuando los niños queren comer huevitos quere decir que están mejorados.
Voy a tener que conseguirme las materias con el Toro, porque el Toro tiene más faltas ortopédicas que el Martínez, porque el Martínez tiene los cuadernos muy borrosos.
Gracia

elMONIto

Thursday, April 09, 2009

Dudas con el Viernes Santo (II y final)

(Al rato).
-¡Uf, qué partidos!
-¿Terminaron las partidas, querido tío señor Lamordes?
-Sí, ElMonito. Ahora me voy a trabajar y te vas conmigo al diario, porque pasarás el fin de semana en el closet.
-¡Por qué!
-No te puedo dejar solo en casa y yo voy a salir. Tengo un panorama.
-Lléveme porque yo quero salir tan bien. Sale en los derechos del niño.
-¿Dónde quieres ir? ¿Con el Profesor Taurus de nuevo?
-No, porque usté baila muy fome la Yenka. Mejor quero ir por eflenco a Alaska.
-¡Alaska! ¡Eso sí que es lejos!
-Quero ver los ígus donde viven los estimales.
-Los iglús.
-Esas casitas de yelo redonditas, pero los yelos son cuadrados, porque son derechitos. Son como ladrillos, pero son ladrillos de yelo. Parece que los fabrican los yelos en una fábrica para fabricar yelos.
-Olvídate de Alaska. Queda al llegar al Polo Norte.
-Pero Chile está cerca del Polo Norte porque Chile está cerca de Lantártica.
-La Antartida está en el Polo Sur.
-¿El Polo Norte no es igual que el Polo Sur?
-No. El Polo Norte queda hacia el norte y el Polo Sur, hacia el sur.
-¿Pero el Polo Norte cómo queda en el norte? ¿No ve que en el Norte está el desierto de San Pedro de Atacama y tan bien está el otro desierto que no me acuerdo?
-Pero si sigues más allá el clima va cambiando. Comienza de nuevo la vegetación, luego se va poniendo más frío y por último se llega al polo.
-¿Y descués del Polo Norte hay un preciticio?
-No. Después sigues girando hasta que llegas al Polo Sur.
-Entonces están cerquita.
-¡Dios mío! ¡Trato de enseñarle, pero me falla la paciencia!
-Pero por qué entonces el Señor Cejú muere de fallecimiento y descués despierta justo descués del Viernes Santo.
-¡Porque quiere encontrar huevitos de chocolate!
-No, tío, porque los huevitos de chocolate los pone un conejito, mientras tanto que el Señor Cejú está clavado en una cruz esperando para resucitán, y descués de una misa que hacen con velas el Señor Cejú despierta, pero no se baja de la cruz; se queda arriba nomás, pero despierto, pero con ojos como tristes, por eso yo lo miro poco, porque cuando lo miro harto me da pena y una vez lo miré, pero estaba oscuro y me dio como un terror sitológico, porque parece que me miró y me dijo no hiciste las tareas y descués te sacaste un dos coma uno renacuajo, así que salí corriendo.

Wednesday, April 08, 2009

Dudas con el Viernes Santo (I)

-Tío, ¿por qué el Señor Cejú se muere todos los años y descués despierta de nuevo?
-No te burles de los simbolismos de la religión.
-¡Pero si estoy preguntando de verdá, no de mentira!
-Entonces dile al profesor de religión que te responda.
-Es no tengo profesora de religión, porque me eximí.
-Yo no te eximí de nada.
-Es que ahora los hacen elegir a nosotros, porque en la escuela hay más democracia para que sepa.
-¿Y por qué te eximiste?
-Es que dijo el Martínez que así podemos jugar la hora entera en la canchita que está atrás de la sala.
-¿Eso haces en la hora de religión?
-Claro, pero jugamos despacito, porque osinó la señorita Guillermina los manda a la inpestoría.
-¿Quién es la señorita Guillermina?
-La tía de religión. Tiene cara de monja porque no se pinta y siempre anda con vestido plomo y usa unos zapatos como de colegio, pero siempre están lustrados, nunca no están lustrados.
-Pregúntale a ella tus dudas entonces.
-Es que la otra vez le pregunté y me dijo que para saber tenía que ir a clase y entonces me cuede contestar.
-¿Y no fuiste?
-Es que el Toro dijo que eso era una trampa porque así caía chanchito y tenía que ir todo el año a clase, no puro una vez.
-¿Y qué hiciste?
-Le dije que no podía ir entonces, porque era acnótico.
-¿Agnóstico, tú? ¿Qué es eso?
-No sé, pero el papá del Toro le dijo al Toro que le dijera a la señorita Guillermina que el Toro era acnótico y que por eso no podía ir a clase de religión, pero el papá del Toro parece que es masón.
-¡Qué sabes tú!
-¡El Toro me cuenta! El papá del Toro va los martes a una reunión en la noche y llega al otro día a la casa, porque las reuniones duran toda la noche, porque son secretas. Y parece que toman tan bien, porque el Toro dice que en veces el papá del Toro llega curado.
-¿Y no va a trabajar?
-Es que es juez el papá del Toro, así que falta pero no le dicen nada, porque manda.
-Para mí que no manda tanto. A mí me tinca que no es juez. Trabaja en el juzgado, que es otra cosa.
-El Toro dice que es juez y se cree la muerte.
-Bueno, dejemos las cosas así. No seré yo quién te abra los ojos.
-¡Pero por qué el Señor Cejú se muere todos los años y descués despierta!
-Mañana te contesto. Ahora voy a ver la Champions, que está muy interesante.

Sunday, April 05, 2009

"Yo quería correr la maratón"

-Yo quería correr la maratón, tío.
-¿Y por qué no corriste?
-Es que usté no me quiso comprar zapatillas de aigre.
-¿No ves la situación como está?
-No. ¿Cómo está qué suituación?
-Olvídalo. Además, ya tienes zapatillas.
-¡Pero esas son de gicnasia, no son de aigre!
-¿Y para qué quieres zapatilla con aire, si igual no aguantarías ni 800 metros?
-¿800 metros es harto?
-Poco, menos de un kilómetro.
-¿Y cuántos kilómetros son la maratón?
-42 kilómetros.
-Ah, entonces con las zapatillas de aigre yo cuedo correr como 37 kilómetros doce, porque son blanditas y cuando uno corre siente como que vuela, porque tienen aigre adentro de las zapatillas. El otro día el Caroca me las emprestó un ratito en la escuela las que tiene el Caroca, y descués no me las quería sacar, pero el Caroca dijo que no me las podía emprestar más porque si me las emprestaba más, entonces dijo que a lo mejor me las quería dejar para mí.
-Ah.
-Pero usté por qué no fue a correr.
-Porque no estoy ni ahí con la maratón.
-¡Por qué, si todos corren, hasta los viejitos!
-Porque prefiero leer un libro y tomarme un café antes que sudar como caballo de feria.
-¿Qué senifica sudán como caballo de feria?
-Nada, mequetrefe.
-Tío, ¿ahora que el niñito se murió le van a sacar el corazón de robot?
-Creo que sí.
-¿Pero se cuede ir al cielo si no tiene corazón?
-Claro que sí.
-Ah, menos mal.
(Pasa un minuto).
-¡Eh, adónde vas!
-Voy a salir a estrenarme para correr la maratón del otro año con zapatillas de gicnasia.
-Cuidado con las esquinas. No atravieses ninguna calle.
-No, tío, porque puro voy a dar la vuelta de la manzana, pero si me canso en la mitad entonces me vengo caminando despacito.
-Bueno.
(Al rato).
-Qué raro, el gaznápiro lleva como 15 minutos y no vuelve.
(Timbre).
-Vaya, ya me estaba preocupando.
-Había un perro cojo en el tiosco, tío. Andaba puro con tres patas porque se le había pegado un chicle en una pata y cuando levantó la pata se alargó la cosita del chicle, pero era un chicle de color rosado.
-¿Y qué tiene que ver con tu atraso?
-Es que cuando me agaché para sacarle el chicle el perro me iba mascar, porque era un perro desconfiado, así que tuve que esperán que se pusiera confiado, y descués le saqué el chicle con el guante, pero se me pegó el chicle en el guante y el perro siguió caminando con cuatro patas, pero se puso a comer el chicle que le quedaba en la pata, pero yo tuve que decirle a la señora de la casa del lado del tiosco que justo estaba regando el pasto, le dije señora emprésteme agua para sacarme el chicle del guante porque si no me empresta, ni querido tío señor Lamordes me va retán, y me prestó un chorrito, por eso no pude seguir corriendo, porque descués tuve que secar al guante al sol para que usté no me rete.
-Entra a almorzar y después veremos los cuadernos, a ver si te dieron tareas.
-Quero ir a Cinejói para ver una película de efectos especiales comiendo cabritas saladas.
-Primero el almuerzo, luego las tareas, después veremos.
-Parece que tengo que hacer una copia, pero es una copia corta, es una copia de dos planas no más de la batalla de Maipo, cuando Fernando Jíguin le dio un abrazo a Alturo Prat a caballo...

Thursday, April 02, 2009

"Tío, dice una radio que Pamela Díaz mostró un sapo en Punta Arenas"

-Tío...
-Qué.
-Salió en una radio que Panela Díaz mostró un sapo en Puntarenas.
-¡Calla, animal!
-¡Por qué!
-Estás diciendo groserías.
-¡Pero si la otra vez cuando fuimos al río de Maipú en el paseo de culso, los pusimos a cazar sapitos con el Toro y el Martínez y la Veróquina García!, y yo cacé como seis sapitos, pero uno era renacuajo porque tuavía tenía cola, en vez que el Martínez cazó un sapo grande, parece que era una rana porque hacía así, ¡oc oc!
-¿Y qué?
-Que descués los tres le mostramos un sapo más grande a la tía Ernestina y el inpestor Pino se largó a reír y le dijo al otro inpestor que se llama inpestor Fuentes, le dijo que la Veróquina García le estaba mostrando el sapo a la tía Ernestina, y a la tía Ernestina le dieron los nervios porque dijo que cuando uno toca los sapos con la mano salen derrugas en la mano que toca el sapo, no en la otra mano que no toca el sapo, y se fue corriendo.
-Ah.
-Tío, ¿el sapo Lívinton tenía cola cuando chico o no tenía cola cuando chico?
-No tenía cola porque nunca fue renacuajo.
-Pero entonces por qué usté me dice renacuajo si yo no tengo cola tan poco?
-Es un decir.
-¿Pero por qué Panela Díaz mostró un sapo en Puntarenas?
-Ese que dices tú es un ejemplar muy diferente.
-¿Los sapos tienen balba o no tienen balba?
-No tienen barba. De dónde sacaste eso.
-Porque la radio dijo que Panela Díaz había afeitado al sapo cuando lo mostró en el gicnasio de Puntarenas.
-Hay cosas que no te puedo explicar, renacuajo.
-¿Pero Panela Díaz fue a Puntarenas a cazar sapos o no fue a Puntarenas a cazar sapos?
-Tal vez. O a ofrecer.
-¿Vende sapos Panela Díaz, querido tío señor Lamordes?
-Quizás.
-¿Cuánto valen los sapos?
-Hay algunos que valen millones.
-¿Entonces si vamos con el Toro y el Martínez de nuevo al río de Maipú los podemos hacer millonarios si cazamos por eflenco mil catorce sapos y descués los vamos a vender los sapos que cazamos?
-Quizás.
-Chuta, entonces le voy a decir al Toro y al Martínez cuando mañana sean las clases que vamos a cazar sapos, pero lo malo es que hay que esperar que llegue la primadera, porque los sapos salen en la primadera porque ahora los sapos están durmiendo abajo de las piedras porque va llegar el invierno, pero los sapos del año pasado a lo mejor ya se murieron porque se pusieron viejitos y descués les costaba saltar porque tenían ciática, o tan bien a lo mejor les cuede dar un ataque al corazón, o tan bien a lo mejor a un sapo le dio cáncer. ¿A los sapos les cuede dar cáncer, querido tío señor Lamordes, o el cáncer les cuede dar puro a las personas?
-También les puede dar cáncer.
-¿Y a los sapos les cuede dar el sida si no usan eso que dice el Gamboa que hay que ponerse para la sangre?
-¿De qué hablas? ¿Qué sabes del sida?
-El Gamboa dice que el sida da cuando se envenena la sangre, por eso hay que ponerse una cosa para que no se envenene la sangre, parece que es como una cosa de goma en el pirulín cuando uno va hacer pichí. La otra vez el Gamboa me esplicó que esa cosa como de goma se usaba para echar cacha, pero no entendí y descués cuando le pregunté qué quería decir echar cacha todos se largaron a reír y me puse a llorar y descués vino la tía Magaly y me dijo qué te pasa ElMonito y yo le dije es que se están riendo porque yo no sé lo que es echar cacha tía Magaly, y la tía Magaly se puso a reír y más me dio lágrima de pena...