ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Sunday, December 31, 2006

Última historia del Año Viejo

-Hola, querido tío señor Lamordes. ¿Qué está haciendo?
-Estoy viendo películas para grandes.
-¡Tío! Usté me dijo que yo no podía ver películas para grandes porque son para grandes mientras tanto que yo soy chico.
-Ya, renacuajo. Entonces no te vengas a meter acá. ¡Ándate!
-Estoy aburrido, tío. ¿Qué hago?
-No sé, no sé. Escribe otro de tus cuentos, ¡pero ándate, mira que la película está en la mejor parte!
-¿Cuedo ver un poquito cuando la señora se saque el gamulán y el señor se saque el gorro?
-¡Te dije que te fueras, gaznápiro califa!
-Ya, bueno, tío. Voy a escribir un cuento. Se va llamar: "Jazán y el Moutro de Tasú".
"Un día Jazán iba por el espacio y vio justo una isla en medio del Océano Atlantíco, y fue a investigar. Dejó el cuete atrás de una palmera y se bajó a examinar la isla. Vio una cueva y escuchó que salían sonidos raros y vio un bulto negro y descroporcionado.
-Disculpe señor, ¿quién es usté?
-¡Yo soy El Moutro de Tasú!
-¿Y por qué se llama así?
-Me llamo así porque soy un Moutro y Tasú porque esta isla se llama Tasú. A mí me creó el Expreimentador y mi amo me creó mal y me abandonó aquí, en Tasú.
-Ah, ¿así que a usté lo creó el Expreimentador, y lo creó mal?
-Sí.
-Si quere yo lo llevo con el Expreimentador en mi cuete.
-Gracias, señor Jazán.
Entonces Jazán llevó al Moutro de Tasú en su cuete, y pasaron 45 minutos y llegaron. "Ding dong", tocó Tasú y por fin abrió el Expreimentador. Y el Expreimentador dijo:
-Hola Jazán, hola Tasú.
(Tasú)
-Hola, querido amo creador. ¿Por qué no está sorprendido de que llegué?
-Porque yo lo sabía.
-¡Qué! ¿Usté sabía que íbamos a llegar?
-Sí, lo vi con mi súper telescopio.
-Ah, ¿entonces me cuedo quedar con usté?
-Sí, pero en la casa del perro.
-¡Viva!
Y todos vivieron felices por siempre. Fin.
-¡Gaznápiro!
-¿Sí, tío?
-Ven, vamos al cine.
-Sí, tío, pero ¿no vamos a ver películas para grandes?
-No, vamos a ir a ver "Lo que el agua se llevó".
-¿Es de monitos?
-No sé.
-Ya.


(Última historia del 2006, creada y escrita especialmente para ustedes por Luna Moraga, 10 años, admiradora de ElMonito y futura dueña de la página).

Wednesday, December 27, 2006

¡Feliz 2007! Y cuidado con los choros...

-¿Qué haces, gaznápiro?
-Estoy jugando un juego, tío.
-¿Qué juego juegas?
-Estoy escribiendo una noticia en el bocnut que me trajo el Viejito Pascual.
-Pero si el viejo amarrete te trajo apenas una pelota de plástico y unos palitroques.
-Pero yo inventé que me trajo un bocnut y entonces hice una cajita y adentro le puse esa madera que usa usté para echar aire al carbón cuando hace asado.
-Esa terciada... ¿Ese es el notebook?
-Sí, mire. Encima dibujé las teclas con las letras y los números, pero me faltaron las cositas que van arriba de los números. Son muy difíciles. Por eflenco hay como dos pelotitas con una línia al medio de las dos pelotitas, pero una línia ni para arriba ni para bajo.
-Te refieres a una línea diagonal. Ese signo es el del porcentaje.
-¿Para qué sirve ese sicno, tío?
-Para escribir porcentajes.
-¿Qué son los porcentajes?
-¿Sabes dividir y multiplicar?
-No, tuavía no me enseña la tía Berta que hace clases de número.
-Entonces no preguntes.
-Bueno.
-¿Y qué noticia estás escribiendo?
-Una noticia que vi en la televisión de un funeral de choros. Estoy escribiendo la parte cuando le echan una botella de pisco sagüer al ataúl donde está muerto un choro, o parece que metieron a los dos choros en el mismo féletro, porque en la tele se veía un puro féletro, tío.
-Eso de los dos muertos en un solo cajón ya es cosa del pasado.
-¿Le leo?
-Bueno. Adelante.
-"Ayer fue el funeral de los choros, porque los choros se murieron de un tiro en la cabeza, o sea que el mismo disparo parece que le pasó al primer choro por la cabeza y descués le entró al segundo choro por la cabeza y los dos choros quedaron fallecidos. Los mataron en una población y les salía sangre hasta que se quedaron sin sangre. Descués los pusieron en un féletro y entonces los fueron a enterrar, pero antes una señora lloró y un señor con antiojos negros tan bien lloró, pero menos. Descués una chora que estaba viva fumó marihuana y descués un choro más joven que la chora que estaba viva, y que tan bien estaba vivo, tan bien fumó marihuana. Y todos los dejaban fumar marihuana porque nuabía niún caradinero, porque los caradineros respetan a los choros y los choros pélian con los caradineros cuando los caradineros atacan a los choros. Y por eso quero desiarles a todos un Feliz Año Nuevo". ¿Le gustó, querido tío señor Lamordes?
-El final me pareció raro, pero lo comparto plenamente. ¡Feliz año 2007! ¡Larga vida a mis queridos lectores y a mi renacuajo de patas flacas!

Tuesday, December 12, 2006

Ya incendiaron al gerenal Pinochet, ahora cuede jugar Colo Colo

-Tío, menos mal que ya incendiaron al gerenal Pinochet, porque ahora cuede jugar Colo Colo contra el equipo de México que se llama Pachuca, ojalá que gane el campionato Colo Colo.
-¿No te gustaba la "U", renacuajo?
-Me gusta la "U" y Colo Colo, tío.
-Imposible, gaznápiro, si son equipos que se odian a muerte.
-A mí me gustan los dos porque en veces gana uno y descués gana el otro, así que siempre gana uno, entonces cuedo estar más feliz que si no gana ninguno, porque si no gana ninguno me cuedo poner triste y a mí me gusta más ponerme contento que ponerme con pena.
-Ah. Filosofía de renacuajos acomodaticios.
-¿Por qué dice acomolaticio?
-Olvídate.
-¿Me va llevar al estadio, querido tío señor Lamordes?
-¿Estás loco? Las entradas se vendieron hace tiempo, en una sola hora.
-Pero cuede comprar dos entradas en el mercado negro. Eso dijeron en las noticias, pero son más caras.
-Valen 7 mil y las van a vender por lo menos a 25 mil.
-¿Dónde queda el mercado negro, tío?
-En ninguna parte. Se le dice así porque se venden boletos a la mala. En Chile está prohibido revender boletos. En otros países es legal.
-¿O sea que yo cuedo comprar una entrada y descués cuedo vender la entrada más cara y cuedo ganar plata?
-Así es.
-Entonces tío vamos a comprar hartas entradas y descués las vendemos más caras en el mercado negro y somos millonarios, entonces si nos llevan presos escondemos la plata debajo del clóse o cuede ser tan bien en un hoyo del patio, pero la enterramos con una cajita para que descués la plata no se la coman los gusanos, porque los gusanos siempre están con hambre porque comen pura tierra y descués cuando salen a comer pasto justo los pájaros se comen a los gusanos, entonces a lo mejor la plata de las entradas del mercado negro la van a tener los pájaros.
-Ah.
-Tío, al gerenal Pinochet no se lo van comer los gusanitos porque se lo llevaron al cementerio en un helicóptero y lo incendiaron. Yo creo que los gusanitos tan bien se incendiaron porque no alcanzan a escapar del cajón porque el cajón tiene fierro adentro, dijeron en las noticias. Y además que parece que los gusanitos nuabían nacido tuavía o a lo mejor eran gusanos guagüitas.
-No lo incendiaron, lo incineraron.
-Sí, tío, pero yo vi el cajón que tenía iniforme con botones de fierro, entonces a lo mejor los botones no se incendiaron y descués van a salir en la ollita de ceniza.
-El ánfora.
-¿Así se llama? La otra vez dieron una película que se llamaba "El ánfora mágica". Se trataba de unos señores de antes cuando andaban a caballo y tenían que rescatar a una princesa de un castillo, entonces el jovencito se metía a un ánfora que era mágica y se hacía chico y entraba al castillo y descués de como dos horas o como de tres horas se hacía grande y salía del ánfora, pero salía apenitas, casi se queda metido adentro del ánfora mágica, como el hombre de goma que vimos una vez en el circo, ¿se acuerda, querido tío?

Sunday, December 10, 2006

Chuta, se murió Pinochet

-¡Tío, despierte!
-Humm... qué... ¿qué?
-Despierte de dormir la siesta, querido tío señor Lamordes.
-Me interrumpes la hora más agradable del domingo, renacuajo. ¿Qué te pasa?
-Es que están sonando unas bocinas en la calle. Parece que Colo Colo ganó la final de la copa que iba jugar con el equipo de México.
-No puede ser, porque juegan en unos días más.
-Hay personas que pasan gritando...
-Tienes razón. ¿Y por qué no encendiste la televisión?
-Para no despertarlo, querido tío.
-Igual me despertaste. Tengo fundadas sospechas... ¡claro, justo hoy!
-¿Qué pasó, tío?
-Murió Pinochet.
-¿De verdá se murió el gerenal Pinochet?
-Murió. A las dos y cuarto de la tarde.
-Chuta, se murió el gerenal Pinochet. ¿Se murió de viejito o le cusieron una bomba tónica en el hospital?
-Estaba muy enfermo.
-Me da pena, tío, pero yo nunca lo conocí cuando andaba en tanque, lo conocí puro descués que se había sacado la franja presidencial, pero todos los muertos cuando se mueren me da pena, me da una cosa como un calambre en el estómago.
-Voy a tener que irme al diario.
-Lléveme entonces, para saber más del gerenal Pinochet.
-¿Qué quieres saber?
-Quero ver cuando defilen los señores y toquen las cornetas y tan bien toquen los tambores que se llaman cajas, porque da una cosa en la guata cuando suena...
-Faltan varios días todavía para el desfile.
-Tío, ¿el gerenal Pinochet por qué la gente a veces no lo quería, mientras tanto que algunos lo querían?
-Porque gobernó el país en un momento muy difícil. Le tocó hacer de malo.
-¿Pero era malo o era bueno?
-La historia lo juzgará.
-¿Pero mató gente?
-La justicia lo dirá.
-¿Pero hizo edificios y caminos igual que el Presidente Lagos?
-No es el momento de hablar de estas cosas.
-A mí no me gusta cuando se mueren las personas, me gustaría que las personas vivieran hasta siempre.
-Ah.
-¿Ahora ya se fue al Pulgatorio, tío, o hay que esperar que el alma descanse un ratito antes de subir al Pulgatorio?
-Yo creo que hay que esperar un ratito.
-O a lo mejor el Pulgatorio no está en el cielo, ¿entonces donde cuede estar el Pulgatorio, querido tío señor Lamordes? Una vez el Toro dijo que el Pulgatorio estaba en una cueva que había en el cerro donde fuimos al paseo de fin de año y yo me asusté y salí arrancando.
-Ya, vamos al diario.
-Una vez un señor dijo en Discoverichánel que Elvis Presni nuabía muerto en vez que estaba escondido en un fligorífico. A lo mejor el gerenal Pinochet se murió de mentira y se lo llevaron escondido a Estados Unidos para hacer un show con Elvis Presni en el fligorífico.

Wednesday, December 06, 2006

Ahora el gerenal está siendo jercicios

Querido diario.-
El gerenal Pinochet ahora se mejoró y está siendo jercicios.
El prósimo domingo terminan las clases y ya no voy a ir más a clases, en vez que voy a salir de vacaciones, pero el domingo no hay clases, osea que el domingo salgo de clases pero las clases terminan el viernes pero como la semana termina el domingo, entonces yo digo el domingo terminan las clases, pero terminan el viernes, osea que el domingo no hay clases, porque terminan el viernes, no el domingo.
La tía me entregó el sartificado y me saqué puros 5 y un puro 6, en música. Y tan bien me saqué un 6 en gicnasia, porque era el más mejor para correr, salí segundo en casi todas las carreras pero siempre me ganaba el chico Guzmán, porque el chico Guzmán es más chico y le cuesta menos correr porque el chico Guzmán tiene el puerco más chico, entonces se cansa no tanto, se cansa menos. Cuando íbamos a cruzar la meta yo siempre le iba ganando al chico Guzmán y cuando pasábamos por la meta siempre pasaba un poquito más adelante que yo, entonces se reía cuando pasaba y a mí me daba pica.
La tía dice que voy a tener que seguir en primero porque me falta madurez, o sea que tuavía estoy verde. Yo creo que nunca voy a estar maduro porque las cosas siempre las entiendo de otra manera, no las entiendo como los otros niños, porque los otros son más adelantados y hacen las cosas más mejor, osea que piensan menos, mientras tanto que yo me pasmé porque pienso mucho, dice ni tío. Osea que soy casi tonto.
Querido diraio: Le voy a mandar el lunes sin falta la carta extra al Viejito Pascual, apenas tenga dos cien pesos para comprar la estampilla, porque en la carta que le pasé a ni tío faltaba el bocnut y el bocnut es muy importante porque con el bocnut voy a poder jugar juegos cuando esté en vacaciones en el campo con ni tío o a lo mejor si me lleva de nuevo a la Carretera Ustral entonces voy a sacar el bocnut en la Carretera Ustral y los otros niños van a mirar y se van a picar, pero yo se los voy a prestar, pero un ratito no más...

Monday, December 04, 2006

Al gerenal Pinochet le dio un ataque grave

Querido Diraio de Vida.-
Menos mal que justo el gerenal Pinochet no se murió cuando se acabó la Teletón y salieron juegos artificiales porque si se muere justo el gerenal Pinochet, entonces los señores no cueden tirar los juegos artificiales y entonces los cojitos no están tan alegres, mientras tanto que cuando tiraron los juegos artificiales los cojitos estaban contentos y Don Francisco tan bien estaba contento, pero cuando habla no se le ven los dientes de arriba, en vez que parece que Don Francisco no tiene dientes de arriba, o sea que tiene puro una carne de encía no más.
En las noticias salió que al gerenal Pinochet le dio un ataque grave y se le tapó el corazón y un dostor le tuvo que destapar el corazón al gerenal Pinochet con una cosita que le puso por las venas y entonces despertó y le dijo a un amigo que lo fue a ver que no se había morido porque ganó.
Yo creo que el gerenal Pinochet está esperando a Fidel Castro porque Fidel Castro tiene balba y tan bien está enfermo, pero Fidel Castro estaba más enfermo que el gerenal Pinochet, pero ahora el gerenal Pinochet lo pasó y el gerenal Pinochet está más enfermo que Fidel Castro, pero ahora Fidel Castro le cuede empatar.
En Chile todos dicen que el gerenal Pinochet es malo y donde vive Fidel Castro todos dicen que Fidel Castro es bueno, pero justo Fidel Castro es Presidente pero el gerenal Pinochet ya no manda porque no es Presidente, antes era. A lo mejor cuando Fidel Castro no sea Presidente entonces no lo van a querer tanto, porque ni tío el querido señor Lamordes dice que antes al gerenal Pinochet casi todos lo querían, menos los que no lo querían, porque estaban en guerra y en veces peliaban y una vez le dispararon con un cañón y el auto casi se hace tira pero se salvó, mientras tanto que unos señores se perdieron, porque los llevaron presos y descués ni tío dice que los tiraron al mar con salvavidas desinflados, o sea que a lo mejor se los comieron los tigurones del mar de Chile porque nunca más aparecieron. A lo mejor llegaron a una isla, no creo. Parece que en la isla de San Fernández hay un tesoro, pero no lo cueden encontrar los señores. Me gustaría ir a la isla San Fernández.
Querido diraio: Yo creo que cuando se muera el gerenal Pinochet y que cuando se muera Fidel Castro entonces los dos van a llegar a Don San Pedro y Don San Pedro va preguntar: ¿Usté señor cuál es Fidel Castro? Y Fidel Castro va decir: Yo soy, porque me parezco a usté Don San Pedro, porque tengo balba. ¿Y usté señor cuál es? Y el gerenal Pinochet va decir: yo soy el gerenal Pinochet, porque tengo una espada y tan bien tengo una caradina. Y Don San Pedro va preguntar ¿cuál es de Chile? Y el gerenal Pinochet va decir: Yo soy de Chile. Y Don San Pedro va preguntar a Fidel Castro ¿de dónde es usté? Y Fidel Castro va decir: no me acuerdo. Entonces Don San Pedro va decir: los dos van a tener que esperar como 4 mil 14 años en el Pulgatorio porque el Cielo está lleno y nadien quere salir del Cielo, en vez que el Infierno tan bien está lleno y están haciendo una ampliación...

Friday, December 01, 2006

Mil pesos del chanchito para Don Francisco

-Tío.
-Estoy agotado. Qué te pasa ahora.
-¿Se cansó?
-Sí.
-¿Dónde andaba?
-¿Dónde crees? Trabajando.
-Tío, quero que me de dos cien pesos.
-Toma, me pillas de buena. ¿Para qué quieres 200 pesos?
-Es que me faltan dos cien pesos para completar mil pesos, porque ahora tengo no más ocho cien pesos; o sea que tengo siete cien pesos y dos cincuenta pesos; o sea que me faltan dos cien pesos para juntar mil pesos, ya calculé.
-¿Y qué te piensas comprar?
-Nada.
-Cómo nada. Te alcanza para un trencito chico y te sobran monedas.
-No, tío, porque los mil pesos son para los cojitos.
-¿Los qué?
-Los cojitos de la Teletón. Son para que se mejoren y cuedan volver a andar y no anden más cojitos, porque da pena cuando andan en zancos.
-Muletas.
-Muletas. Y tan bien algunos cojitos andan en silla de ruedas. ¡Y algunos no tienen manos! ¡Tienen garfios en vez que manos! pero no nacieron con garfios, porque se los pusieron descués de nacer.
-Las cosas que dices. ¿Y a qué hora de mañana sábado quieres ir a hacer tu aporte? Ojalá no sea tan temprano, porque quiero levantarme tarde.
-No, tío, si quero ir esta noche descués que hable Don Francisco, cuando abran las cuertas del banco.
-Mmm... veré si puedo acompañarte. Tenía pensado dejarte temprano acostado en el closet y después tomarme unas cervezas con unos amigos.
-Vamos al banco y descués me cuede llevar con usté, porque mientras tanto se toma su vino entonces yo cuedo ver la Teletón y descués a lo mejor alcanzo a ver la Vedetón.
-¡Oye!, ¿quién te dijo eso?
-Salió en el diraio y tan bien salió que iba bailar Quenita Larraín y descués no le dieron permiso para bailar porque parece que no quedaban plumas y ella parece que se iba a poner unas plumas en el popi.
-¿Dónde?
-En el popó.
-¿Y eso querías ver?
-Sí, tío, porque me da una elestricidá y eso no es malo, es bueno, porque es prohibido. Fregué.