ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Thursday, January 09, 2014

ElMonito quiere apagar los incendios forestales

-¿Por qué andas vestido así con este calor, renacuajo?
-Es para que no me entre el fuego en las axilas del puerco, querido tío señor Lamordes.
-¿Qué fuego?
-El fuego que voy a ir apagán.
-¿Dónde piensas ir?
-Voy a ir ayudán apagán los incendios forestales de los bosques con árboles, porque salió en las noticias que en el incendio más grande de los bosques con árboles se murieron casi todos los alimales que vivían abajo del bosque de árboles, puro se salvaron los que cueden volar y tan bien se salvaron los pescados, porque nuay pescados en los bosques con árboles porque no cueden caminar por el pasto los pescados, así que las gallinas no se salvaron porque no saben volar porque tienen el puerco muy guatón las gallinas y las alas les quedan chicas, porque cuando las gallinas vuelen van a tener que tener alas como de avión supersórico, o tan bien van a tener que tener alas como de drón. Pero los gallos tan bien se quemaron, pobrecitos, dijo el Martínez que salió olor a pollo asado y le dio hambre.
-Ah.
-Y un conejo que estaba escapando nualcanzó a saltar el fuego y se loctrocutó con el incendio y pereció.
-Ah.
-Y una vaca empezó a correr más fuerte que un perro y menos mal que se alcanzó a salván porque estaba la vaca más cerca de la parte sin fuego, pero lo malo que se le salió la leche porque las estas de la vaca como se movían para todos lados iban botando la leche. Menos mal que unos loros que justo andaban caminando por el suelo le fueron chupando la leche a la vaca, así que por lo menos los loros ahora están bien alimentados y dijo el Loro Espinoza que ahora a los loros de ave no se les van a caer los dientes, porque cuando las personas toman leche dijo la tía Ernestina que no se caen los dientes, pero yo le dije ¡tía, una güelita de la calle no toma leche! porque el otro iba caminando y me preguntó oiga títere ¿sabe dónde pasa la micro H-153? y yo le dije no sé güelita, pero cuando me preguntó se le abrió la boca ¡y le faltaban todos los dientes!, puro tenía como tres dientes, pero uno estaba al fondo, ese no sirve para nada, querido tío señor Lamordes.
-Ah.