ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Wednesday, September 28, 2011

A protestar contra Labbé

-¿Qué haces renacuajo?
-Me entretengo mientras tanto me pasan a buscar, querido tío señor Lamordes.
-¿Quién te va a pasar a buscar?
-El Toro y el Martínez.
-¿Dónde van a ir?
-A la casa del Loro Espinoza.
-¿A qué?
-Es que de ahí los vamos a juntar con el Lantadilla y el Chino Valladares en la casa del Chino Valladares.
-¿Y qué van a hacer en la casa del Chino Valladares?
-Vamos a salir.
-¿A dónde?
-Dijo el Chino Valladares que vamos a ir a tirar huevos podridos a donde trabaja el Guatón La Be.
-¿Sabes quién es ese que llamas "el Guatón Labbé"?
-Claro.
-¿Quién es?
-Un señor malo. Salió en las noticias. Nadien lo quere, todos lo odian porque era malo de antes de Cristo, dijo un señor con balba como de importancia.
-Labbé es el alcalde de Providencia, para que sepas.
-Ah. Tío...
-¿Qué?
-¿Guatón La Be se escribe con be larga o con ve corta?, porque el Martínez dijo que se escribía con ve corta pero el Toro lo retó porque dijo que se escribe con be larga.
-Se escribe... pero qué saco.
-La Francisca Ayala dijo que tan bien va ir a donde trabaja el Guatón La Be, pero dijo que iba ir a defenderlo, no va ir a tirarle huevos podridos porque dice que los huevos podridos son hediondos como a peo dijo la Francisca Ayala, mientras tanto que dijo tan bien que el Guatón La Be no es malo, es bueno porque quere hacer clases, entonces como la Francisca Ayala es momia, entonces quere clases, no quere no ir a clases como losotros.
-A la vuelta no reclames que el guanaco te tiró agua.
-No tío, porque como hace calor el agua del buanaco es buena porque es fresquita, mientras tanto que las bombas ladrimógenas son malas porque dan más alergia tuavía que las plantas de los árboles que dan alergia.

Saturday, September 17, 2011

Fantásticas aventuras en la nieve (7)

ElMonito y su tío huyen despavoridos del laboratorio del Doctor Cítico. Este último los trata de convencer de que regresen.
-¡Esperen, amigos! ¡Deténgase, Querido señor Lamordes! ¡Es un producto de El Expreimentador! ¡Es inofensivo!
Pero tío y sobrino ya están lejos. Nunca habían corrido tanto.
-Para, gaznápiro. Ya estamos lejos. Para un poco, que me duele el hombro y el brazo... ¡Uf!
-No cuedo parar tuavía, tío, porque las zapatillas siguen corriendo solas, porque nunca se cansan cuando tienen julepe.
-Yo te sigo caminando, no puedo más...
-Ya parece que se le está pasando el miedo a las zapatillas, tío, porque ahora están corriendo más despacito.
(Al rato).
-¿Qué era ese moutro que salió de la pieza del Dostor Cítico, querido tío señor Lamordes?
-No me fijé bien.
-Era como una barata con patas de araña y cabeza como de culebra asesina.
-Yo vi como una babosa gigante que se arrastraba por el suelo.
-No, porque tenía patas largas de araña.
-No tenía patas, se arrastraba.
-Tengo sed.
-Toma agua de vertiente.
-Quero Fanta, osinó quero Limón Soda.
-Cuando lleguemos a Santiago.
-¿Falta mucho?
-Tenemos que esperar la micro. Pasa cada media hora.
(Dos horas después).
-¿Cuánto falta para que pase la micro, tío?
-Cuánto sobra, di mejor.
-Vámolos caminando entonces y llegamos más rápido para alcanzar a ir a las fondas a tirar al blanco y tirar las argollas a las botellas con plata, pero yo tan bien quero tirar la pelota de trapo a los tarros, porque me gusta cuando se caen los tarros, pero nunca cuedo ganar, porque siempre quedan como dos tarros paraditos.
-Así es el juego y así es la vida, mequetrefe.
-¿Cómo es la vida, tío?
-Así.
-Ah.

(Fin)

Tuesday, September 13, 2011

Fantásticas aventuras en la nieve (6)

-Tío...
-Qué.
-Quero volver a Santiago mejor porque ya me aburrí de jugar con la nieve.
-El Doctor Cítico nos invitó a tomar once.
-No quero porque el Dostor Cítico fumiga a su amigo El Expreimentador.
-Es que el otro se portó mal, dio espectáculo.
-No dio espestáculo El Expreimentador para que sepa, porque no cantó El Expreimentador, puro dormió en el suelo, como un perrito.
-Bueno, ¿quieres ir a tomar once o regresamos?
-Regresamos.
(Se van).
-¡Esperen, amigos, no se vayan!
-Tenemos que irlos Dostor Cítico porque va venir el Diciocho y tengo que elevar volantines en el Parque Ojiguin.
-Ah, qué lástima. Yo les puedo fabricar los volantines en el laboratorio en un dos por tres.
-¿De verdá o de mentira Dostor Cítico?
-De verdad, por supuesto, pequeñajo.
-Entonces no los vamos por mientras, los vamos más rato, ¿quere, tío?
-Yo te decía que nos quedáramos... ¿y qué hay de esa once, Doctor Cítico?
-Está prácticamente lista. Entren, por favor.
(Entran).
-Tío, está oscuro.
-Buuu... Buuu... Buuu...
Ándese Calavera de Gual Disney, porque no me da tanto susto!
-¿Podría encender las luces por favor, Doctor Cítico?
-Con el mayor agrado, mi Querido señor Lamordes.
(Se encienden las luces).
-¡Tío, los engañó el Dostor Cítico!
-¡Huyamos! ¡Corre, mequetrefe!
¿Qué sucede? ¿Qué han visto con sus propios ojos ElMonito y su tío?

Thursday, September 08, 2011

Fantásticas aventuras en la nieve (5)

-¿Quieres más carne, mequetrefe?
-No, tío, porque me enguaté.
-Tomaste mucha Coca Cola. Haz como nosotros.
-No porque ustedes están tomando vino y El Expreimentador ya se ha tomado como dos botellas, por eso anda malito, mientras tanto que el Dostor Cítico tomó un puro vasito porque el Dostor Cítico es más sano, ¿nocierto Dostor Cítico que usté es más sano mientras tanto que El Expreimentador es más enfermo?
-Así es, pequeñajo. Por eso voy a vivir muchos años más que ese pobre infeliz.
-¿Cuántos años tiene Dostor Cítico?
-Tengo 96 años.
-Deme la receta para estar tan bien.
-Le daré la receta, mi Querido tío señor Lamordes. Anote: Un huevo frito con manteca al desayuno, acompañado de dos marraquetas y una taza de café con leche y crema. A media mañana un tentempié consistente en dos completos con mayonesa y otra taza de café, pero sin leche. Al almuerzo, chuletas de cordero con papas con mayonesa, y un vasito de vino. A la once, pan con mayonesa, café con leche y una paila de huevos revueltos, unos tres huevitos pueden ser. A la cena, un plato de porotos con longaniza y huevos fritos con pan con mayonesa y de postre, flan de leche con crema chantilly. Antes de acostarse, una pera de agua.
-Vaya, vaya... gracias, Doctor.
-No hay de qué.
-Tío, quero salir a jugar en la nieve.
-Anda solo, yo prefiero seguir conversando con el Doctor Cítico en el laboratorio.
(El Doctor Cítico mira a El Expreimentador, que está durmiendo en el suelo).
-¡Despierta, infeliz! ¡Estás dando espectáculo!
-No lo dispierte porque el pobrecito está dormiendo la mona, Dostor Cítico.
-No te preocupes por él, niño (se vuelve hacia El Expreimentador)... ¡Levántate, carroña infeliz! ¡Te voy a despertar de una chuleta en el poto!
-Mejor salgamos un rato a la nieve, gaznápiro.
(En la nieve, mientras ElMonito le tira bolitas a su tío).
-Tío, ¿por qué el Dostor Cítico fumiga tanto a El Expreimentador?
-¿Cómo? ¿Fumiga?
-Sí, por qué lo trata así. Siempre lo anda fumigando.
-Usa bien las palabras, gaznápiro.
-Bueno.
-¡Auch! ¡Tonto!
-¡Ja ja ja! ¡Le achunté en la pera!

Friday, September 02, 2011

Fantásticas aventuras en la nieve (4)

Martínez y Gajardo salen disparados al ver al Doctor Cítico y especialmente los cuchillos que afila El Expreimentador. Los acompaña durante un buen trecho el murmullo de la Calavera de Gual Disney, aunque ellos no lo advierten, porque lo han confundido con el gélido viento de nuestra cordillera.
-Se fueron los señores peliadores, tío.
-Así es mequetrefe.
-Vamos a saludar al Dostor Cítico.
-Bueno.
-Hola Dostor Cítico, este es ni tío. Se llama Querido tío señor Lamordes.
-Buenas tardes, Querido tío señor Lamordes.
-Buenas tardes, doctor.
-¿Gustan pasar a nuestro laboratorio? El Expreimentador está cortando un lomito vetado para echar a la parrila.
-¡Ya! Tengo hambre. Quero comer carne porque está saliendo olor a asado, tío. ¿Hay pebre?
-Sí. Síentense y sírvanse de todo. Estamos viendo el partido de Chile.
(Comen, ven el partido y toman vino. ElMonito toma Coca Cola).
-Yo quería mejor Limón Soda porque da una cosa rica en la carganta, como picante, mientras tanto que cuando tomo Coca Cola me tiro más chanchos tuavía.
-¡Calla, animal!
-No hay Limón Soda.
-Bueno.
(Al rato).
-Otra vez perdimos.
-¿Quieren más carne?
-Yo no, muchas gracias.
-Yo sí, pero poquitita. Como una puntita de carne.
(Al rato).
-¿Supieron que se cayó un avión?
-No tenía la menor idea. ¿Dónde, Doctor Cítico?
-En la isla Juan Fernández. Iba Camiroaga.
-¿Iba Camiruaga de la televisión, Dostor Cítico?
-Sí. Aquí se puede ver la noticia en mi aparato especial.
-¡Qué desgracia más grande!
(Ven).
-Son 21 personas. Varias del "Buenos días a todos". Parece que había mucho viento al aterrizar y la nave desapareció en el mar, Querido tío señor Lamordes.
-Qué tragedia, Doctor Cítico...
-Buuu.... Buuuu....
-Dostor Cítico, la Calavera de Gual Disney dice si cuede pasar a ver la noticia del avión.
-Dile que no puede entrar porque está castigada.
-Dijo que está castigada, Calavera de Gual Disney, porque usté se portó muy mal. Además que por eflenco El Expreimentador tuavía tiene los cuchillos para que sepa.
-Buuuu.... Buuuu.....

Fantásticas aventuras en la nieve (3)

En la cueva en la montaña se hallan nuestro querido tío señor Lamordes junto a su gaznápiro sobrino, más la Calavera de Gual Disney, probablemente el Doctor Cítico y El Expreimentador, sin contar las figuras de Gajardo y Martínez. Extraña reunión, a la que se agregará, ya veremos, la figura de un policía de jinetas.
-Tío, viene entrando un caradinero viejito.
-No lo veo con el contraluz.
Martínez: Cuidado Gajardo, parece que te viene a buscarte a ti.
Gajardo: A vos vendrá a detenete por andar diciendo leseras.
Martínez: ¿Cómo que leseras?
Gajardo: Chí, andai diciendo que los profes de filosofía les meten caca en la cabeza a nuestros estudiantes.
-Tío, dijo cacú.
-Calla, mequetrefe, déjalos desahogarse.
Martínez: Y es la pura verdad no más para que sepí.
Gajardo: ¿Somos amigos o no somos amigos?
Martínez: Somos amigos.
Gajardo: Entonces desmiente infeliz.
Martínez: A la bajada.
(Interrumpe el alto oficial).
-Disculpen, respetables señores. ¿Me pueden hacer un huequito?
-Vaya, si es nada menos que el General Director de Carabineros.
Gajardo: Tome asiento en el suelito.
Martínez: Yo no fui, mi general.
Gordon: No vengo a detenerlo, Martínez, vengo a felicitarlo por lo que dijo...
Martínez: Gracias, general. Por fin alguno que me comprende.
Gajardo: Canalla traidor. Te distes vuelta la chaqueta a la primera de cambio.
Gordon: ... Pero además ando de paseo, ahora que tengo todo el tiempo del mundo.
-¿Tiempo libre con tantas cosas que están pasando, general?
Gordon: Estoy de franco. Me echó el Hinzpeter.
-¿"El" Hinzpeter? Un poco más de respeto, general.
Gajardo: ¿Lo echaron? Tómese un traguito de aguardiente y se le pasa.
Gordon: Gracias, no bebo.
Martínez: Le convido un pedacito de langosta.
Gordon: Gracias, no tengo hambre de langosta. La langosta, fijesé, me recuerda las pulseras que usa mi mujer. No puedo ver la langosta.
-¿Los va llevar presos, caradinero viejito?
Gordon: ¡A usted me lo voy a mandar preso, cabro chico! ¡Usted y sus ideas tienen la culpa de todo!
-Buuuu.... Buuuuu.... Buuuuuu....
Gordon: ¿Qué fue eso?
-La Calavera de Gual Disney, para que sepa.
(Aparece el Doctor Cítico e indica con el dedo a Martínez, Gajardo y Gordon).
El Doctor Cítico: Vengan ustedes tres a mi laboratorio. Los está esperando El Expreimentador.
(Se asoma El Expreimentador, afilando dos cuchillos).
-Je je je...
(Los tres).
Vámolos cerro abajo!