ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, October 25, 2005

Sueños de un títere: llegar a cien comentarios

-Tío, ¿que son esos basureritos que aparecen al final de su bloc donde cuenta las cosas que digo yo en vez que las que piensa usté, porque más me hace hablar puro a mí en vez que usté casi nunca dice nada y yo me desgasto y más encima hace tiempo que no me compra un trencito. Cómpreme un trencito.
-Estás más loco. Me pelas y además quieres un trencito. ¡Gánate el trencito, títere de baja ralea!
-¡Pero si yo quero trabajar y usté no me deja y dice que puro tengo que estudiar!
-Pero querías trabajar controlando boletos del cine para meterte a ver las películas.
-¡Pero yo le dije que cuando fueran para mayores no me iba meter! y usté dijo que lo iba pensar y parece que no lo pensó nunca en vez que parece que pensó que a lo mejor no me deja tener una ocupación dicna.
-Claro que no te voy a dejar, renacuajo, porque conociéndote, seguro que te ibas a meter a ver películas de piluchas.
-Cómo se le ocurre, tío.
-¿Por qué bajaste la voz?
-Es que me da vergüenza eso que dijo.
-Ah, lo reconoces, gaznápiro de poca monta.
-Dígame qué son esos basureritos entonces.
-Son los comentarios a las leseras que dices.
-¿Qué son los comentarios?
-Las personas que leen tus burradas y después las comentan.
-¿Cuedo leer los comentarios?
-¿Para qué?
-Para saber lo que dicen de este pobre y triste ElMonito.
-No te los voy a mostrar. Sólo te digo que a la gran mayoría le simpatizas y yo, que soy el autor de esta miserable columna, quedo casi siempre como chaleco de mono.
-A lo mejor entonces los lestores se dieron cuenta que usté es muy retón.
-Eso.
-¿Cuántos comentarios hay en los basureritos?
-Un promedio de 9 a 10 por artículo.
-¿Eso es mucho o poco?
-Tratándose de las leseras que dices tú yo lo encuentro mucho.
-¿Pero cuántos comentarios son hartos comentarios de basureritos?
-4o comentarios, 50 comentarios. ¡Eso sí que es harto! Y te lo digo para que no te creas la muerte.
-¡Entonces tío yo quero tener cien comentarios! No. ¡Mejor quero tener mil 4o comentarios!
-Soñar no cuesta nada.
-Le acuesto a que tengo cien comentarios en el prósimo bloc.
-¡Esa me gustó! ¿Qué apuestas?
-Si yo gano entonces usté me compra un trencito y si yo pierdo entonces usté me compra 3 sobres del albun Ku Dai en vez que me compra cinco sobres.
-Mmm... me parece una apuesta propia de tu cerebro de aserrín. Veremos quién gana.
-¿Y qué plazo le vamos a dar a los señores y a las tías para comentar en los basureritos tío?
-Una semana, a lo más.
-Ya, entonces parta altiro tío. ¡Chuta, ojalá que los señores escriban en los basureritos aunque sea que leyeron el bloc y no les gustó! Pero ojalá que escriban que les gustó pero ojalá que digan que les caigo no tan mal o sea que les caigo bien.

Thursday, October 20, 2005

Ahora ElMonito no sabe por quién votar

-Tío, ahora no sé por quén votar porque me convencieron los tres tíos y tan bien la tía Michelle, que es bonita, no importa que esté un poquito gordita.
-¿Que no te había gustado más la Michelle?
-Claro, pero descués el tío Jir se burló del Presidente Bush y le dijo terrorista, entonces me gustó porque fue audaz.
-¿Qué significa audaz?
-Valiente.
-¿Y eso, dónde lo aprendiste?
-En Mitos y Leyendas. Cómpreme un mazo.
-¿El mazo Gangau?
-¡Usté no sabe nada! Se llama Mazo Hiuman Kaind.
-Puchas. Pronuncias bien el inglés cuando te conviene.
-Entonces ahora quero votar por el tío Piñera, porque dice que le va dar trabajo a toda la gente. Ojalá porque hay unos señores que yo los veo en la calle pidiendo comida los pobrecitos y una vez que yo iba al colegio le di los cien pesos de la colación a un mendigo, tío, porque me dio una cosa. Así que cuando volví del colegio le pedí de nuevo los cien pesos a usté, ¿se acuerda, querido tío señor Lamordes?
-Claro que me acuerdo, porque al final los cien pesos se los di yo al mendigo.
-No, po. Yo se los dí y usté me los devolvió.
-Así que ya tienes elegido tu voto. Te felicito.
-No, porque al final me convenció Juaquín Lavín porque dice que no quere que su hija ande con un condón en la mochila. ¿El condón son esos globitos que tiraban en el estadio cuando jugó Chile y que usté me mostró?
-Esos.
-¿Y por qué Juaquín Lavín no quere que los lleve su hija en la mochila? ¿Porque su hija creció y no quere que juegue con globos?
-Claro.
-Entonces no me gusta Juaquín Lavín, porque a mí me gusta jugar a los globos, pero tan bien me gusta Juaquín Lavín porque dijo que creía en Dios y yo creo en Dios y todas las noches al acostarme le rezo al Señor Cejú.
-Al Señor Jesús.
-Eso.
-Rézale altiro entonces porque ya son más de las doce de la noche y estás trasnochando.
-Ya, buenas noches, querido tío.
-Buenas noches mi querido ElMonito. Que sueñes con los angelitos.
-Gracia.

Thursday, October 13, 2005

ElMonito ya no va a Alemania

Lamordes, apurado como siempre, corre a su closet para sacar la libreta de apuntes y partir a reportear. Mete la llave pero el closet no abre. "Qué raro", se dice a sí mismo. Mira el manojo, se asegura de haber puesto la llave correcta y vuelve a intentarlo. Imposible. El closet no abre. Parece estar cerrado por dentro. ¿Será posible que...?
-Toc toc toc.
-...
-¡Toc toc toc!
-...
-¡TOC TOC TOC!
-No hay nadien.
-¡Abre, renacuajo, que estoy apurado!
-No quero.
-¡Abre, te digo!
-No quero abrir, querido tío, pero no es por culpa de usté en vez que es culpa de mí porque no quero salir del closet.
-¡Cómo no vas a querer salir del closet, si tú lo único que quieres es estar afuera haciendo tonterías!
-Es que ahora no quero porque no estoy contento en vez que estoy desanimado.
-¡ABRE, sabandija!
-Bueno. Espere un poquito, que ahora no encuentro el picapolte porque adentro está muy oscuro, no hay luz, querido tío señor Lamordes. ¿Cuándo va colocar una ampolleta adentro del closet para que cueda leer los mangos japoneses?
-¡Abre, que me van a echar!
-Ya. Ahora sí. Entre.
-No voy a entrar. Voy a sacar mi libreta.
-Aquí está. Tome.
-Estás demacrado.
-Es que me dio pena la enimilación de la Selesión de Chile. Yo quería ir al Mundial y quería conocer Alemania, porque dicen que para ir a Alemania hay que ir en avión y yo quero andar en avión.
-¿Para qué quieres subirte a un avión?
-Para comer comida de avión y para mirar a las personas, porque dicen que se ven como hormiguitas, así que yo quero ver si es verdá porque si es verdá entonces quere decir que a los señores les salen piernas por los lados y tan bien les cueden salir antenas.
-Ya. Me voy.
-¡Espere un poquito!
-¿Esperar qué?
-Que se me pase la pena de la Selesión.
-Ya. ¿Se te pasó ahora?
-A ver... ahora se me está pasando. Chuta. Justo quería ser futbolista cuando grande en vez que ahora no quero ser futbolista, ahora quero ser tenista o quero ser boseador para ganar un título mundial de peso mosquito.
-Peso mosca.
-Ni tía del colegio me dijo que si yo era boseador tenía que ser peso mosca porque yo soy muy flaquito. Yo quero ganar el campionato para que ni tía me admire. Chuta, ojalá que no me toque peliar con Don Francisco. Oiga tío, ¿por qué no colocan a Don Francisco en la Selesión? ¡Haría puros goles de cabeza igual que el Ban Ban! ¿O Don Francisco ya está viejito como usté y no cuede jugar en la Selesión? Pero él está menos viejito porque no tiene canas en vez que usté tiene canas, entonces está más viejito.
-Don Francisco no está ni ahí con la Selección.
-Ah. Entonces tráigame una virtud.
-¿Ya te volviste loco?
-¡Pero por qué!
-¿Qué es eso de la virtud?
-Son láminas especiales de Mitos y Leyendas, ¿que no sabe? Sirven para tener más poder.
-Yo sólo sé jugar cartas con números, reinas, reyes y comodines.
-Estas son diferentes. Si me trae dos virtudes a lo mejor le cuedo ganar al Toro y al Martínez, porque siempre me ganan porque tienen más láminas.

Friday, October 07, 2005

Dudas en la campaña contra el Sida

-Tío, ¿por qué Felipe Camiruaga aparece en el diraio con los dedos redonditos?
-Mmm... ya te pusiste a ver lo que no es para ti.
-¿Para quén es eso de Felipe Camiruaga, querido tío señor Lamordes?
-Para los grandes.
-Pucha, ¿no ve? Ya me está discriminando.
-Qué raro, tú pronuncias mal todas las palabras y ésa la dices tan bien.
-Es que me la enseñaron en el colegio. Me la enseñó ni tía.
-¿Y por qué te la enseñó?
-Porque me dijo que los niños tienen los mismos derechos que los grandes y me dijo que los niños tienen más derechos que los grandes y tan bien me dijo que los niños no cueden ser discriminados y tan bien me dijo que los niños tienen que saber las cosas, porque para eso están en este mundo, para que sepa.
-¿Y por qué se le ocurrió llenarte la cabeza con esas ideas?
-Porque le conté una cosa.
-Qué cosa.
-No le cuedo decir.
-¡Dime, renacuajo!
-Le conté que usté en veces no me deja ver las noticias y dice que son para los grandes.
-Voy a tener que ir a hablar con tu tía. ¡Y le voy a contar que cuando le viste los calzones te dio la "elestricidá"!
-¡Noooo!, no le vaya a decir eso, que me cuede espulsar del colegio. No le diga nada tío, por favor.
-Ah, así me gusta. ¡Te tengo en mis manos!
-Jodí.
-Bien, ahora que te puse en tu lugar y para que no me andes acusando de nuevo, te voy a decir: eso que viste es una publicidad de la campaña contra el Sida.
-¿Qué es el Sida, tío?
-¿Nunca has escuchado esa palabra?
-Siempre la escucho, tío, pero hasta el momento nunca he podido conseguir que me la espliquen.
-¿Y tu famosa tía no te ha dicho nada?
-Es que no le he preguntado. Pero el otro día en el recreo el Toro y el Martínez estaban conversando del Sida con el Marambio y con Jorobabel Diéguez.
-¿Y qué decían?
-Decían que el Sida era una enfermedá que daba cuando los señores echaban cacha entre ellos. Entonces yo les pregunté qué quería decir eso y se largaron a reír y el Marambio dijo que el Sida se contagiaba por el pico y se largó a reír y entonces yo le pregunté si las gallinas tenían Sida cuando comían trigo en el suelo y dije que una vez vi cuando una señora viejita entró al gallinero y tomó una gallina y le estiró el cogote y la gallina se murió y le quedó el piquito abierto y le salió como sangre de la boca. ¿Se murió de Sida la gallina por el pico, tío?
-Andas cerca con eso de matar la gallina, pero... no, mejor no te cuento.
-¡Por qué! ¡Yo quero saber!
-No es el momento.
-¡Pero si la tía Selene dice que usté tiene que contarme las cosas!
-¿Así se llama tu tía del colegio?
-No, ésta es otra. Es una que le escribe a su bloc y que el otro día lo retó bien retado.
-Ay, gaznápiro de poca monta. Yo te hago publicidad y al final termino pagando el pato.
-Tío, no importa, otro día me cuenta. ¿Va pasar cerca de Salo?
-Hoy no.
-¿Cuándo va pasar cerca de Salo?
-¡Qué me vas a pedir ahora!
-Que me traiga un sobre de los Mitos y Leyendas porque todos juegan Mitos y Leyendas en el culso y yo soy el único que no cuedo jugar en el culso porque no tengo láminas. Tengo puras láminas de la Broma Loca, pero esas láminas ya están pasando de moda, tío.
-"Paciencia oliental", como diría el Doctor Cao de Nanjing.
-Chuta, el dostor Cao de Nanllín, ojalá que no aparezca de nuevo porque me da susto que me cueda sacar el corazón.
-Pórtate bien entonces, títere de baja ralea.
-Bueno, tío, me voy a quedar quieto. Así. ¿Ve?
-Así, muy bien.

Tuesday, October 04, 2005

¡Asaltan a ElMonito!

-Oye, renacuajo de poca monta, ¿qué te pasa que vienes con esa cara?
-Nada.
-Cómo nada.
-Nada.
-¿Cómo que nada? A ti te pasa algo.
-Le digo que nada, tío.
-¿Tío o "querido tío señor Lamordes"?
-Querido tío señor Lamordes...
-¡Oye, gaznápiro, a ti te pasa algo!
-¡No me pasa nada!
-No me grites. A ver, cuéntame qué te pasa.
-Es que... me asaltaron tío.
-¿Te asaltaron? ¿De verdad?
-Si, me asaltaron.... ¡guaaaaaaa...!
-Ya, no llores y cuéntame.
-Que.. me asaltaron... ¡guaaaaaaa..!
-Ya, cállate por favor, que me estás desesperando. Dime qué te pasó.
-Me asaltaron. Me quitaron las bolitas.
-Tonto, ya empezaste con tus idioteces.
-¿No ve que mejor no le cuento nada mejor, porque si le cuento usté se va reír, eso pensé altiro cuando venía del colegio y justo era verdá, no era mentira, porque le conté y usté se rió de este pobre y triste ElMonito. Yo sabía...
-Yo te compro otras bolitas y fin del cuento.
-¡Es que eran unos tiritos! Eran bolitas especiales que me las había ganado en el primer recreo, entonces el Toro y el Martínez se picaron y en el segundo recreo me asaltaron y me quitaron las bolitas.
-¿Cómo te asaltaron?
-Hicieron que estaban jugando de nuevo conmigo y cuando las bolitas estaban cerca del hoyito hicieron un matagato y se fueron corriendo a la sala de ellos y yo no los cude perseguir porque justo tocaron la campana y la tía me llamó y yo tuve que entrar a la sala con el saquito vacío... ¡guaaaaaaaa!
-Ya, cállate y tómate la papa.
-Shhh, no diga eso, que me da vergüenza. Diga que me va dar la once.
-A ti te robaron las bolitas. ¿Has visto la de cosas más graves que están pasando en este país?
-Sí, tío, a un niñito chico lo mataron unos nalcotraficantes, le dispararon en la cadeza y al niñito lo enterraron; y a una señora rica le robaron un montón de joyas. Parece que tenía mas joyas que la Isla del Tesoro y parece que tenía más joyas que la Reina Isabel, tío, porque vi una foto que salía con el puerco tapado de joyas. Pobrecita ahora va tener que comprarse un vestido para taparse el puerco.
-Me dejaste pensando. ¿Conoces a la Reina Isabel?
-Sí, la otra vez la vi en la tele. Es una señora viejita que es la mamá del príncipe Alturo, ese que se casó con una señora feíta que tiene los dientes bien largos, mientras tanto que la de antes era más bonita pero chocó y la enterraron.
-Te estás refiriendo al príncipe Carlos, no al príncipe Arturo.
-Ese, el Rey de España.
-No, ese es Juan Carlos.
-Entonces el Rey Alturo.
-No, ese fue antes. Hace como 800 años.
-A mí me gusta más Alturito, pero el de verdá, no el de la Isla del Tesoro, porque el de la Isla del Tesoro no tiene ojos, mientras tanto que el Alturito de verdá tan poco tiene ojos pero es guatoncito y habla como robot y el Alturito de la Isla del Tesoro tiene ruedas de goma y una antena, pero ahora dicen que Alturito es malo, no es bueno. ¿Verdá tío que Alturito es una gran farsa? Chuta, ojalá que no porque entonces quere decir que a lo mejor no hay niún tesoro y todos los de la isla van a ser pobres.