ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Thursday, October 11, 2007

Castigo levantado y zapatillas nuevas

Querido diraio
Ni tío me dejó salir un ratito, porque dice que si no me saca del clóse me cuedo hacer pichí adentro del clóse y tan bien a lo mejor me cuedo hacer caca adentro del clóse, pero yo ya soy grande, o sea un poco grande, o sea soy no tan grande, pero tan poco soy no tan chico, así que me aguanto, pero ayer en la noche no me podía guantar tanto porque había tomado mucho jugo Caricia de piña antes de que ni tío me castigara, así que tenía la guata llena de pichí, así que se me salió una gotita, y cuando ni tío abrió el clóse me retó porque dijo que había olor a pichí. Yo le dije No tío se quivoca, porque fue la gatita Leiri que andaba buscando un ratón, pero nuabía ratón porque era yo cuando escribía con la linternita y como me saqué las zapatillas entonces las uñas raspaban el clóse y la gatita Leiri creía que era un ratón, pero no era un ratón. Era yo.
¿A ver? -me dijo ni tío- Vaya vaya, ¿hace cuánto que no te corto las uñas? Yo le dije hace como el año pasado, querido tío señor Lamordes, pero me molestaba la luz, porque había estado mucho tiempo adentro del clóse. Estaba como ciego. Entonces me dijo ven paracá, que te voy a cortar las uñas y yo le espliqúé que primero, o sea antes, o sea que altiro me dejara ir a las casitas porque ya me hacía. Me dijo anda y regresa altiro.
Cuando fui a las casitas hice pichí. Hice harto. Como un metro de pichí. No paraba nunca. Era rico. Descués quedé como flaco. Dije ahhh. Descués ni tío me cortó las uñas. Tienes garras, dijo, ¿cómo no te molestan las zapatillas? No tío, le dije, si me molestan, mire, me está saliendo un hoyito en la punta. Entonces dijo ¡otro problema! ¡Ahora hay que comprarle zapatillas nuevas al pergenio! Y yo dije ¡viva! entonces ni tío me llevó al Mol Plaza Despucio y me compró zapatillas. ¿De cuáles quieres? Yo le dije unas que no sean de marca para que usté no se ponga pobre y descués no tenga que pedir limón en la calle. Entonces me compró unas Bata pero yo quería unas Naik con aigre, valen 56 mil 200 porque las vi a la entrada de la ésta donde venden zapatillas. Ni tío dijo ni loco, elige unas más baratas, así que elegí unas Naik, pero sin aigre.
Descués me compró un helado de palito pero yo quería un helado de barquillo. Hacía frío, así que me lo tomé tiritando.
Castigo levantado, me dijo ni tío. Gracia, querido tío señor Lamordes, ¿ya jugó Chile? No. ¿Vamos a ver el partido? Sí. ¿Cuándo es? El domingo. ¿Qué día es ahora? Jueves. ¿Cuánto falta para el domingo? Poco. ¡Viva ni tío!

2 Comments:

  • At 9:37 AM , Blogger Cristian said...

    Ojalá que hayas aprendido la lección, querido ElMonito. Menos mal que te cortaron las uñas.

     
  • At 11:01 AM , Blogger Therese Bovary said...

    Hola ElMonito, me da mucha alegría saber que ya te levantaron el castigo, te compraron zapatillas que no te van a poner egiondas las patitas y que tu tío el señor Lamordes no se desangró con la compra ni tendrá que pedir limón en las calles.

    Muy bueno todo, y ahora ponte a estudiar los números para que no te pongan más rojos en la libreta, ni hagas yabiar a tu tío.

    Chao ElMonito, más tarde te vengo a visitar de nuevo y acuérdate de averiguar que copuchean las amigas de la leiri

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home