ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Thursday, May 29, 2008

Cuento de Caradineros

Querido diraio
Ahora tengo unas pilas nuevas en la linternita, pero son pilas de marca, porque a ni tío le regalaron unas pilas de marca y me dijo toma mequetrefe, porque ni tío me dice mequetrefe, y me dijo toma mequetrefe para que escribas con la linternita.
Pero no quero escribir tanto porque ya es muy tarde y me duelen las costillas, pero como perdió Chile no me dan ganas de escribir porque justo pegó la pelota en el palo y perdió uno cero, y justo cuando iba perdiendo se cayó el helicóstero del Señor Direstor de los caradineros, uno medio guatoncito, pero no es malo, es bueno, pero no iba volando en Chile, iba volando en Paraguay y se cayó en una calle y en la tele mostraban unos caláveres que gritaban parece, me dio susto y cerré los ojos y descués siguió el partido, pero Chile no pudo empatar porque pegó la pelota en el palo.
Descués dijeron que iban arrear la bandera de Chile porque había duelo, así que los iban a traer a todos los señores a Chile, pero no en asientos porque tienen que taerlos en cajones porque están muertos, no están vivos, chuta, ojalá que no se vuelva a caer el helicóstero que los va traer a Chile, mejor que los traigan en tren.
Voy a escribir un cuento de caradineros.

CUENTO DE CARADINEROS
Un día un caradinero iba marchando en un defile y justo cuando el defile iba en la esquina se le disparó la escopeta de marcha y justo mató un pájaro que estaba mirando el defile de un árbol. Se llamaba cóndor. El cóndor se parece al ánguila, pero el cóndor tiene una bufandita en el cuello. El cóndor es el pájaro nacional de Chile, el güemul es el caballo nacional de Chile. Los dos salen en el Escudo Nacional de Chile. Uno sale para un lado y el otro sale para el otro lado.
La bala que disparó el caradinero que iba en el defile entró en la guata del cóndor y le salió sangre al cóndor. El cóndor no pudo gritar porque los cóndores no saben gritar. El puro cóndor que sabe gritar es Condorito, pero Condorito es de mentira, no es de verdá, porque es de mentira. El cóndor del árbol puro aletió y descués se cayó del árbol para bajo del árbol y le cayó encima a un niñito que estaba mirando el defile, pero lo estaba mirando de los hombros de su papá porque los niñitos no alcanzan a ver los defiles parados porque son muy chicos. Son de este porte. Yo una vez pude ver un defile pero me tuve que meter entremedio de las piernas de los señores, y me tocó justo una señora con el poto gordo, y la señora gritó ¡asesino me estái corriendo mano! y le pegó un calterazo al señor del lado, pero el señor del lado le dijo ¿no ve señora que fue el cabro chico con cara de sapo? Me dio más pena.
Entonces el niñito dijo ¡papá me cayó un cóndor de sangre en la cabeza! y le mostró al papá el cóndor de sangre. Entonces el papá dijo ¡suelta esa cosa, animal! Los papás le dicen animal a los niños cuando se enojan.
Cuanto terminó el defile el Direstor llamó al caradinero a la oficina del Direstor, la oficina es lustradita pero tiene poca luz, da miedo. Y le dijo por qué disparó al cóndor. El caradinero dijo no fue mi culpa porque se me salió. Entonces el Direstor dijo que lo fusilaran ¡y fusilaron al caradinero! Le dispararon como mil disparos en la parte del corazón y el caradinero murió de fusilamiento, gritó aaag, así gritan los caradineros cuando mueren. Y la calle donde lo fusilaron se llenó de sangre y entonces mandaron a dos caradineros con iniforme, pero sin delantal, los mandaron a los dos caradineros a barrer la sangre. Descués echaron la sangre a un tarrito y descués tiraron la sangre al guáter y descués tiraron la cadena.
FIN

Tuesday, May 27, 2008

El tío se pierde el partido de Chile

-¿Cómo te fue, gaznápiro?
-Mal.
-¿Cómo que mal?
-Mal no más.
-¿Por qué? ¿Te sacaste otro uno?
-No pos, ¿no ve que estamos en la semana del colegio?
-Entonces te fue bien, porque no tienes clases.
-No tengo clases, ¡pero no hemos podido jugar niún juego! ¿No ve que pasa lluviendo?
-¿Y qué juego querías jugar?
-Usté vio el otro día domingo que me estuve estrenando toda la tarde para correr con la papa en la cuchara y ya estaba especialista, y no cuedo correr con la papa en la cuchara porque el suelo está mojado y la tía Ernestina dice que los podemos refriar.
-¡Ja ja ja!, fregaste, renacuajo. ¿Y qué han hecho entonces?
-Puro hacer dibujos en la sala.
-¿Y qué dibujo hiciste?
-El Toro hizo un dibujo de Indiana Yon con una calavera de vírio que lo estaba ahorcando, pero Indiana Yon la ahorcó a la calavera de vírio con una cuerda de látigo, pero la calavera de vírio se salva porque la calavera de vírio no tiene cuello; pero el Martínez hizo un dibujo cuando Alturo Prat salta al Huáscar y los penuaros le disparan rayos, pero Alturo Prat en el dibujo se salva porque tiene capa y vuela. Yo hice un dibujo de la cácsula espacial cuando llega a Marte y descués salen unos brazos de la cácsula, como brazos de pulpo, y empiezan a espiar en Marte y encuentran a unos marcianitos que estaban escondidos atrás de una piedra de Marte, porque a los marcianitos les daba susto la cácsula humana porque los marcianitos creían que era un pulpo de fierro y entonces se asustaron los marcianitos.
-Hummm, un dibujo bastante complejo. ¿Lo tienes?
-Sí, aquí está, pero se me arrugó descués porque lo puse en la mochila sin necesidás.
-¡No se entiende nada!
-¡Pero si ahí está la cácsula! ¡Y aquí están los marcianitos! ¿No los ve?
-Sí, puede ser.
-Tío, prenda la tele porque en la calle cuando venía llegando escuché un gol parece que de Chile.
-¡Animal!, yo preguntándote leseras y me estaba perdiendo el partido de Chiler.
-¡Pero si yo mismo le dije! ¡Es una injusticia!

Sunday, May 25, 2008

Almuerzo en la Piccola Italia

Querido diraio
Ni tío me invitó almorzar a La Picolitalia, estaba lleno, había que hacer una lista, pero reclamó porque pidió sopa de champiñoles pero los champiñoles estaban nadando y ni tío llamó al señor que atiende y le dijo señor la sopa está asquerosa porque parece que la hicieron en un río de aceite, ¿no ve? y a mí me dio más vergüenza, me metí abajo de la mesa y ni tío tenía los calcetines arrugados y tan bien tenía un hoyito en la parte de abajo del zapato, se llama SUELA. Descués vi para otra mesa y un señor le estaba haciendo cariño en una pierna a una señora con vestido, ¡es verdá, no es mentira!, tenía medias negras y descués las medias se ponían blancas, parece que le quedaban chicas a la señora con vestido, así que mejor me subí de nuevo arriba de la mesa y cuando subí el señor que atiende llegó con mi plato. Yo pedí carpacho de filete y ni tío descués de la sopa de aceite pidió tallerines porque dijo que valían más baratos los tallerines porque iba comer ñoquis, pero eran más caros, valían como 700 mil doce pesos. Descués dijo los tallerines están fríos.
Descués me dijo no te comas toda la mantequilla renacuajo, así que le dejé un poquito para que le echara al pan. Descués le pedí permiso para tomar Coca Cola y dijo toma agua. Estaba como furioso.
Los señores que atienden usan una corbatita negra, se llama HUMITA.
Descués dije quero postre de panqueque, ni tío dijo muy caro. Entonces dije entonces quero postre de helado, ni tío dijo muy caro. Entonces no comí niún postre, no importa, porque no tenía mucha hambre, era maña.
Descués en otra mesa, no en la misma de nosotros, porque era otra, que estaba un poco al ladito, no tanto, entonces el señor que atiende llevó una torta con como cuarenta mil cincuenta velitas y todos empezaron a cantar cumpleaños feliz. ¡Estaba de cumpleaños la más viejita! Chuta, tío, no va ser capaz de apagar las velitas. Ni tío dijo no te metas. ¿Cuedo ir a soplán para ayudarle a la viejita? No te metas. Entonces cuando terminó el cumpleaños feliz la viejita se paró del asiento. Tenía un collar de perlas como falsas y tenía un moño gigante y la viejita era DEMASIADO CHICA, y entonces cuando fue a soplán hizo mucha fuerza y se le saltaron volando los dientes arriba de la torta, quedaron mascando la torta los dientes, eran dientes como de calavera pero todos se pusieron a reír, pero a mí me dio pena porque entonces la viejita va tener que ir al dentista para que el dentista le clave los dientes, DUELE, yo creo.

Thursday, May 22, 2008

¡Tío, se salió el canal de Don Ramón!

-Tío, salió que se está inundando el canal de Don Ramón.
-Sí, ya vi.
-¿Es el canal del señor que sale en el Chavo del Ocho?
-No, mequetrefe. Es otro que está en La Reina.
-¿La Reina está cerca o está no tan cerca?
-Más o menos cerca.
-¿Entonces nosotros tan bien los podemos inundar de agua?
-Sí, todo el mundo se puede inundar en algún momento.
-¿Pero EN ESTE MOMENTO los podemos inundar, querido tío señor Lamordes?
-Vaya, ahora me dices "querido tío".
-Es que me da susto que los podamos inundar de agua porque si los inundamos de agua entonces vamos a tener que salir a la calle en un tronquito, igual que salí en Chaitén, y entonces a lo mejor me dicen de nuevo perro símbolo y yo no quero que me digan perro símbolo.
-Tranquilo, gaznápiro. Por ahora estás fuera de peligro. Ve a dormir.
-Bueno, pero si los vamos a inundar me dispierta porque no quero hacer cálgaras con agua sucia porque si hago cálgaras con agua sucia me cuede dar tifo, dijo el otro día la tía Ernestina.
(Al otro día).
-¡Despierta, renacuajo, que ya salió el sol!
-¿Ah?... ¿Qué?
-¡Despierta, flojonazo!
-Pero si estaba lluviendo anoche, querido tío señor Lamordes, mientras tanto que ahora hay sol.
-Para que veas.
-¿Cuedo ir a jugar al pasaje entonces?
-No. Primero debes desayunar.
-Deme papa.
-¡Ya estás demasiado crecidito para eso! ¡Debiera darte vergüenza!
-Es que la papa es rica cuando uno la toma y se quema la carganta. ¡El Pezoa dice que tuavía toma papa!
-Tú tomas en taza y se acabó.
-Bueno. ¿Pero descués cuedo jugar en el pasaje?
-Sí.
-¡Viva ni tío!

Monday, May 19, 2008

El 21 de mayo, la Presidenta y el Combate Naval de Iquique

-Tío, justo ahora que llegué de Chaitén, justo el temporal tan bien vino...
-Sigue haciendo tus tareas, gusano de poca monta, mira que tienes el cuaderno casi en blanco.
-Pero es que el viento me da susto, porque en Chaitén nuabía tanto viento, era más ceniza, pero no dolía, menos mal.
-Si no es para tanto, gucéfalo. ¿En qué tarea estás?
-Tengo que hacer un dibujo del Combate Naval de Iquique. ¡Es más fome! Yo quería hacer un dibujo del 21 de mayo, pero el Martínez dijo que el señor Faúnde dio una tarea del Combate Naval de Iquique.
-Es lo mismo, animal.
-No me diga animal, querido tío señor Lamordes, ¿no ve que me acuerdo cuando me decían perro símbolo y no era bueno, porque era malo?
-Entonces te digo ElMonito... ¡Tonto! El Combate Naval de Iquique fue un 21 de mayo.
-Entonces a lo mejor el dibujo me está quedando no tan bueno.
-¿A ver?... ¡Bruto! Estás dibujando caballos.
-¡Pero si Fernando Jiguin iba a caballo, porque en ese tiempo nuabían autos para que sepa, y tan poco había tanques y tan poco volaban aviones, porque no se habían inventado los aviones y tan poco se habían inventado los cuetes a la luna.
-¿Y barcos, había?
-Sí, pero los barcos en ese tiempo andaban en el mar, mientras tanto que ahora tan bien andan en el mar.
-Entonces podría ser posible que el Combate NAVAL de Iquique haya sido en el mar.
-No creo, tío, porque entonces si andan los caballos por el mar todos se mojan, y Fernando Jiguin entonces no se cuede escapar y tiene que salir nadando con la espada.
-Basta, basta, no sigas, mejor. Arranca la página y empieza de nuevo.
-¡Pero por qué, si ya estaba terminando! ¡Y me estaba quedando bonito! Mire, aquí está Fernando Jiguin arrancando. Ésta es la espada de Fernando Jiguin.
-¿Y eso, qué es?
-El enemigo.
-Parece un saco de papas.
-Es que está agachado para que cueda saltar el caballo de Fernando Jiguin, porque si salta despacito el caballo de Fernando Jiguin entonces se cuede refalar, así que tiene que saltar fuerte el caballo de Fernando Jiguin.
-Ah... bueno. Pero está más alto que la cordillera.
-Es que era un caballo maldito. Tenía poderes, ¿no ve que le salen como rayos de la boca del caballo?
-¿Y ese edificio de cien pisos que está al lado de los caballos?
-Es que adentro está hablando la Presidenta Bachelét. Está diciendo el disculso del Combate Naval de Iquique. Pero no está en Iquique. Está CERCA de Iquique, o sea que está en Valparaíso. Por eso salen casitas en el cerro.
-Hummm, ya me lo estoy imaginando. Otra citación al colegio...

Saturday, May 17, 2008

Diario de las aventuras en Chaitén

Querido diraio
Ahora justo que ya estoy en la casa de ni tío el señor querido Lamordes menos mal, pero ya me estoy aburriendo porque en las casas no hay aventuras, puro las aventuras son afuera de las casas, pero una pura vez tuve una aventura adentro de una casa, un día estaba en la casa del Gómez y era de noche entonces se cortó la luz y el Gómez dijo chuta se cortó la luz y justo en esta casa a veces salen fantasmas porque en esta casa se murió una guagüita cuando la casa era de otras personas, y entonces se murió la guagüita porque le dio una cosa como cefalografía parece, y cuando se corta la luz siempre sale la guagüita, SALE APENAR. Entonces salimos arrancando y cuando miramos por la ventana vimos como la sombra de una guagüita que se quería subir al eskéi del Gómez y cuando se subió al eskéi del Gómez el eskéi del Gómez se puso a andar solo y salimos arrancando y cuando volvimos justo volvió la luz y cuando entramos el gato del Gómez que se llama Sinforoso estaba jugando con el eskéi del Gómez, parece que al gato no le daba susto la guagüita fantasma.
Ah, ya me acordé, iba contar las aventuras de Chaitén, pero no me acuerdo mucho. Lo único que me acuerdo es que era un volcán de verdá, no era de mentira. Y tiraba ceniza y cuando estaba el humo de ceniza ¡salían rayos de las cenizas! ¡es verdá, no es mentira! Y tan bien llovía ceniza y tan bien llovía agua, y tan bien el agua tapó al cueblo de Chaitén, pero justo salvé a un perrito que lo bauticé perrito Lanudo, porque tenía lana como de abeja y era negro pero con la ceniza se volvió blanco.
El perrito Lanudo tenía hambre y justo cuando iba en el tronquito saltó a la dereda porque vio una marraqueta de hallulla y se la comió de un tirón, ¡no dejó ni las migas! Descués se pasaba la lengua por la boca. La boca de los perros se dice hocico pero es feo decir hocico así que yo digo boca. Entonces unos caradineros del Ejéncito Nacional de Chile me descubrieron arriba de las ramas de árbol y un caradinero dijo ¡lorea, el perro símbolo! Entonces yo me di alegría pero tan bien me di pena porque no me gusta que me digan perro, menos mal que dicen perro símbolo, pero yo soy títere-humano, no soy perro para que sepan.
No me acuerdo más aventuras, me acuerdo de una sola más. Cuando me vine a Santiago me encontré dos cien pesos que se le cayeron a una señora en el aerocuerto de micros, entonces yo le dije señora se le cayeron dos cien pesos y la señora me dijo gracias hijo, te voy a dar una recompensa por ser honrado. Entonces me dio diez pesos, esas monedas chicas de oro, pero no es oro de verdá, es oro de mentira. Gracias. De nada. Pero no alcanzaba para ninguna cosa, así que cuando el señor echó las maletas en un hoyo grande que tienen abajo las micros entonces me metí al hoyo grande y me escondí atrás de una maleta roja, pero descués me cayó una maleta negra en la carganta y me dio tos, así que cuando la micro partió a Santiago me corrí un poquito y me vine encima de la maleta roja. Era más blandita. Descués me quedé dormido hasta que me desperté de un freno, así que me fui para adelante y me hice un cototo en la frente de la cabeza.
Gracia.
elMonITo

ElMonito vuelve de Chaitén

-¡Tío, llegué!
-Mmm... ¿qué?... ¿ah?
-Llegué. Ábrame la cuerta.
-Ah, sí... espera...
(Se levanta de mal humor, no encuentra sus pantuflas, camina a tientas).
-Hola, gaznápiro, pasa, adelante.
-¡Llegué de vuelta de Chaitén, querido tío señor Lamordes! ¡Me salvé!
-Ah... hummm... qué bueno.... anda a acostarte al sillón del living.
-¿Tiene un saco de dormir para que no me dé tanto frío?
-Sí... hum... toma... abrígate. Hasta mañana.
-¿No me va preguntar cómo me fue?
-Mañana hablamos.
-Pero quero contarle las aventuras del volcán cuando le salían rayos y cuando la ceniza le cayó al perrito y le manchó la lana y se la dejó de color claro, pero descués el perrito saltó y se comió todo el pan. ¡No dejó ni las migas!
-Eso ya me lo dijiste... hummm... buenas noches, gusano de poca monta. Mañana hablamos.
-Buenas noches, querido tío señor Lamordes.

Friday, May 16, 2008

Salvado gracias a una rama

-¿Hablo con el señor M. Lamordes?
-Con él.
-Hay un niño que pide autorización para hacer un llamado con cobro revertido. Dice que lo escogieron perro símbolo y que se llama Monito.
-¡ElMonito! ¡Dónde está!
-Señor, ¿acepta el llamado?
-Pero... me va a salir muy caro. Dígame mejor dónde está.
-¡Señor! ¡Acepta el llamado o no lo acepta!
-Bueno... lo acepto... grrr...
-Hable.
-¡Qué pasa, renacuajo despilfarrador! ¿Todavía no te vienes a Santiago?
-Es que descués el tronquito me iba llevando para afuera de Chaitén y entonces tuve que afirmarme de una rama que había de un árbol que seguía en Chaitén, o sea que estaba cerca de la plaza, pero no era un árbol de la plaza porque era un árbol de cerca de la plaza, querido tío señor Lamordes. ¡Es verdá, no es mentira!
-Te creo, te creo. ¿Y qué hiciste?
-Entonces me puse a colgar de la rama hasta que me dieron las fuerzas para subirme al árbol de cerca de la plaza.
-¿Y el perro que llevabas en el tronco?
-El perrito se fue en el tronco porque no pude levantarlo para la rama, pero descués saltó del tronquito y se fue caminando por la dereda que está casi al llegar a la plaza, hasta que encontró unos panes que dejaron botados los caradineros del Ejéncito Nacional de Chile y se los comió ¡y no dejó ni las migas, tío!
-¿Estás llamando del árbol?
-No tío, ¿está más loco? ¿No ve que las peradoras de teléfono no se cueden subir a los árboles porque usan vestido?
-Entonces dónde estás.
-Es que descués unos señores caradineros iban caminando para llevarse las últimas mascotas y un caradinero le dijo al otro caradinero, le dijo ¡lorea, el perro símbolo! Y entonces me bajaron del árbol y me salvé, pero justo el volcán estalló de nuevo y salieron rayos de las nubes y me dio susto, así que me llevaron a otra ciudad y ahora estoy en otra ciudad, pero estoy en un gicnasio. Hay pura gente llorando casi.
-¿Y cuándo te vienes?
-No sé, porque quero que usté me venga buscar.
-Ahora no puede ser porque ya es muy tarde. Además la llamada me está saliendo muy cara. Cuídate y aprovecha de hacer tareas.
-Dígale al Toro que si me cuede pasar en limpio los cuadernos y yo le pago con láminas de Pokemon. Dígale que tengo la 105 y tan bien tengo la 42, que son difíciles, pero yo las tengo repetidas y se las iba vender, pero dígale al Toro que ahora se las cánjio por pasarme en limpio el cuaderno de número, el cuaderno de lenguaje y el cuaderno de sociedás. Chuta, entonces me va faltar una lámina.
-Ya, vete a dormir, buenas noches.
(Clic).

Wednesday, May 14, 2008

Atrapado por las aguas

-Aló, tío...
-Qué te pasa, ElMonito, ¡habla!
-No cuedo hablar mucho, querido tío señor Lamordes, porque estoy creoupado porque justo cuando estaba sacando un perrito del agua entonces vino el agua...
-¡Qué te pasa, ElMonito! ¡Dónde estás!
-Estoy nadando en un tronquito, pero ya se le va cabar la pila al cerulán que me emprestaron, para que sepa, entonces parece que se va cortar...
(Se oye un ladrido).
-¡Guau guau!
-¡Pero dónde estás! ¿Vienes de vuelta a Santiago?
-No, porque tuavía estoy en Chaitén porque los señores caradineros del Ejéncito Nacional de Chile se fueron en un camión con los perros, pero una niñita dijo que quedaba un perro más, que era la mascota de ella, que se llamaba no sé, entonces me dijo anda a buscarlo porque tú sói perro que habla, porque justo me habían ponido una camiseta que decía PERRO SÍMBOLO y entonces yo fui a buscarlo y justo lo encontré pero cuando apareció dijo guau guau pero entonces justo salió el agua...
-¡Pero dónde estás!
-Es que cuando salió el agua de un cerro al perro le dio sed, era un perro con harta lana, y salió a tomar agua, ¡pero era agua toxicada! y cuando tomó agua parece que le dolió la guata al perrito porque hacía como que le dolía la guata... ¡hacía así!
-¡Pero dime dónde estás!
-... Entonces justo cuando iba llegar el agua apareció un tronquito...
(Se corta la comunicación)
-Vaya, qué lástima. Ojalá se encuentre bien. Se me ha hecho tarde. Creo que me iré a dormir.

Tuesday, May 13, 2008

En Chaitén, rescatando animales

-¡ALÓ, TÍO!
-Habla más despacio, renacuajo. Te escucho perfectamente.
-Es que tengo que hablar más fuerte porque estoy muy lejos, o sea que estoy cerca de mí, pero no estoy tan cerca de usté. ¡O SEA QUE ESTOY LEJOS DE USTÉ!
-¡Baja la voz, gaznápiro!, que se acopla el sonido y no te entiendo nada!
-ES QUE NO CUEDO PORQUE SI HABLO EN VOZ BAJA ENTONCES USTÉ NO ME VA ESCUCHAR PORQUE ESTOY SALVANDO PERRITOS EN CHAITÉN...
-¡En Chaitén! ¡Qué haces allá! ¡Pero habla más bajo!
-(Murmullo)...
-¡Habla más alto!
-¿NO VE QUE ERA VERDÁ, PORQUE NO ERA MENTIRA?
-Ve al grano.
-ES QUE NO CUEDO IR AL GRANO PORQUE TENGO QUE RESCATAR PERROS.
-Ve al grano es un decir. ¿Cómo fuiste a dar a Chaitén?
-¿CUEDO HABLAR HARTO RATO, QUERIDO TÍO SEÑOR LAMORDES?
-¿Por qué?
-ES QUE ES UNA LLAMADA POR EL PORTELÉFONO DE COBRO INVELTIDO.
-Entonces habla rápido... y más bajo. Di pronto sin rodeos: ¡Qué haces en Chaitén!
-HAGO RESCATE DE PERROS. YA LE DIJE, QUERIDO TÍO SEÑOR LAMORDES.
-Evita el "Querido tío señor Lamordes" para ahorrar tiempo.
-ES QUE YO LO QUERO MUCHO, QUERIDO TÍO SEÑOR LAMORDES. ES VERDÁ, NO ES MENTIRA. Y TAN BIEN LO ECHO DE MENOS JUSTO AHORA...
-¡Cállate de una vez y habla! ¡Cómo fuiste a dar a Chaitén!
-ES QUE FUI A RESCATAR PERROS, PERO LOS PERROS NO TIENEN HAMBRE PORQUE HAN COMIDO MÁS QUE ANTES, PERO LAS VACAS SON MÁS PESADAS ASÍ QUE NO ME LAS CUEDO EN LA ESPALDA, POR ESO A MÍ ENCARGARON LOS PERROS CHICOS, PERO UNO SE QUERÍA IR A UNA PARTE CON PLANTAS, PERO ERAN PLANTAS CON CENIZA ASÍ QUE LO TUVE QUE TOMAR DE LA COLA Y ENTONCES ME LADRÓ FUERTE, PERO MENOS MAL QUE TENÍA DIENTES DE PERRO CHICO...
-¡Cómo fuiste a dar a Chaitén, animal!
-ANDO CON UNAS PERSONAS CON INIFORME DE CARADINEROS DEL EJÉNCITO DE CHILE QUE RESCATAN PERROS PORQUE CUANDO USTÉ ESTABA EN EL DIRAIO YO ME FUI AL PASEO AHUMADA Y ENCONTRÉ A UNAS PERSONAS QUE RESCATAN PERROS Y CUANDO ME VIERON ENTONCES ME ENCONTRARON CARA DE PERRO Y UNA PERSONA DIJO ¡ESE CUEDE SER EL PERRO SÍMBOLO! PARECE QUE DIJO, PERO DESCUÉS ME SUBIERON A UN ÉSTE DEL EJÉNCITO Y DESCUÉS LLEGUÉ A CHAITÉN...
-Uf, no entiendo nada y voy a tener que cortar. Si sigues hablando me vas a arruinar. ¡Cuándo vuelves!
-PARECE QUE ANTES DEL VERANO, PORQUE EN CHAITÉN ES INVIERNO PARECE, PERO ES UN INVIERNO CON CENIZA COMO DE VOLCÁN, NO ES CENIZA DE BRASERO, TÍO...
-No puedo seguirte escuchando. Me reventarás los tímpanos.
-TÍO, LO ÚLTIMO QUE AQUÍ SE ESCUCHÓ ES QUE SALIÓ UN TERREMOTO EN CHINA Y PARECE QUE A LO MEJOR SE MURIÓ EL DOSTOR CAO DE NANLLÍN PORQUE A LO MEJOR LE CAE UNA MURALLA EN LA CABEZA...
-Lamentablemente a ese doctor no le entran balas.
-¿O SEA QUE ESTÁ VIVO Y NO ESTÁ MORIDO EL DOSTOR CAO DE NANLLÍN?
-No sé. Chao. Cuídate, mequetrefe.
-CHAO TÍO, TENGO UN POCO DE TRISTEZA PORQUE ACA NO HAY SOL Y ESTÁ OSCURO Y A LO MEJOR TENGO QUE DORMIR EN UNA PARCA SIN LINTERNA...
-(¡Clic!).

Saturday, May 10, 2008

ElMonito y los pobres animales de Chaitén

Querido diraio
Como tuavía me queda un poco de linternita, entonces voy a escribir un poco no más, porque si escribo harto, entonces se cuede acabar la linternita y entonces si se acaba la linternita entonces no cuedo seguir escribiendo y dejo interrumpido, o sea que no se entiende.
A mí no me importa tanto no tener mamá, lo único malo que no cuedo hacerle una tarjeta con dibujos de Darvéider ni tan poco cuedo hacerle una tarjeta con dibujos de Meteoro, entonces es fome. El Toro le hizo una tarjeta a su mamá, pero la mamá es guatoncita, pero salía una cordillera con yelo y el sol arriba de la puntita más puntuda de la cordillera, y tan bien salían unas nubecitas al lado del sol, al lado derecho, y tan bien le hizo una casita pero no hizo humanos porque el Toro es malo poara el dibujo y no sabe hacer humanos, le salen como monos del Sológico.
Lo más que me importa son los animalitos que se llenaron de ceniza porque el volcán Chaitén sigue tirando ceniza, menos mal que ya nos fuimos de Chaitén con ni tío porque la otra vez que fuimos a Chaitén no sonó el volcán, ni lo vimos. No daba terror. Los animales tienen ahora como un abrigo de ceniza, van a tener que mandarlos a la tintolería, pero entonces hay una grave problema, porque el otro día pasé por una tintolería y me fijé que en las máquinas de la tintolería no caben vacas, pero tan poco caben caballos, a lo mejor caben corderos pero tan bien caben gatos y tan bien caben perros, pero no todos juntos, de a uno, así que van a tener que estar en filita hasta que entren todos, igual que cuando entraron al Arca de Noé, pero eso fue por un diluvio universal que hubo hace tiempo, hace como doce años, pero ahora es por el volcán.
Lo más malo es que una viejita tuvo que irse de la casa de Chaitén porque no podía seguir en la casa porque los bomberos le dijeron que se iba fixiar. Dijeron los periodistas que era una casa de material sólido. Me dio pena porque la maleta estaba descosida y se le vio que se le salía una media de lana de color verde.
Entonces feliz día a todas las personas que tienen mamás, díganles que las queren, pero no a las personas. O sea, las personas que le digan a las mamás que las queren, o sea por eflenco decir mamá yo te quero, pero cuede dar vergüenza.
Gracia
ELmOnito

Monday, May 05, 2008

¿Qué hacen las mamás, querido tío?

-Tío, dicen las propagándaras de los diraios que este domingo que viene, no el que pasó porque es el domingo que viene, o sea ESTE domingo, entonces dicen las propagándaras de los diraios que ESTE domingo que viene es el día de la mamá.
-Sí. Estaban llenos de avisos de celulares, de secadoras de pelo, de perfumes, de ropa, de televisores, pero no vi avisos de planchas ni de lavalozas ni de escobas. Parece que ahora las mamás no planchan ni lavan ni barren.
-¿Qué hacen las mamás, querido tío señor Lamordes?
-Ahora las mamás van a la oficina, ven las teleseries y los programas de farándula, y los viernes van a bailar salsa.
-¿Eso es malo o es bueno?
-Es lo que hay nomás.
-¿Antes las mamás cómo eran?
-Antes las mamás se quedaban en la casa, cuidaban a sus hijos, les ayudaban a hacer las tareas, les daban las buenas noches, le preparaban la cena al marido...
-¿Eso era bueno o eso era malo?
-Eso era lo que había nomás.
-¿Pero usté tuvo mamá?
-Sí, claro, todos tenemos mamá.
-¿Y era buena o era mala?
-Todas las madres son buenas y son santas.
-Pero la mamá de la niñita que estuvo presa en un sótalo en Afganistán parece, era no tan buena porque la hija vivía en el sótalo y la mamá nunca le llevaba comida, dicen que el puro papá le llevaba la comida al sótalo. Pero ahora dicen las noticias que el papá se murió.
-No ha muerto. Está vivo.
-Pero dicen las noticias que el señor se murió descués que estuvo viviendo en el hospitán cuando se incendió el puerco descués que le disparó fuego al viejito de la playa. Parece que en esa casa que le disparó fuego al viejito estaba el sótalo.
-Calla, gusano de poca monta, ese es otro caso. Cambiemos de tema.
-¡Por qué!
-Son tema escabrosos.
-¿Qué quere decir cabroso?
-Nada, olvídalo.
-Tío...
-Qué.
-¿Por qué yo no tengo mamá si usté dice que todos tienen mamá?, pero yo no tengo mamá.
-No todos tienen mamá. Yo no tengo mamá.
-Pero usté una vez tuvo mamá en vez que yo no tengo mamá, ¡pero no tengo nunca! porque antes tan bien no tenía mamá y descués menos voy a tener mamá, porque quere decir que nace descués que yo, entonces es mi hija, porque no cuede ser mi mamá si nace descués, porque las mamás tienen que nacer antes que los hijos, para que sepa.
-Tienes razón.
-Pero no tengo mamá.
-Tómalo como que alguna vez la tuviste y ahora no la tienes.
-Pero es que no me acuerdo, en vez que usté se cuede acordar pero yo no me cuedo acordar, entonces menos le cuedo rezar. Por eso mejor escribo el diraio con la linternita, pero en veces le rezo al Señor Cejú, pero una vez le recé a la Calavera de Gual Disney y descués no me dormí porque me daba miedo que la Calavera de Gual Disney me saliera y descués sentí pasos, pero eran los guardianes, menos mal.

Friday, May 02, 2008

ElMonito quiere ver un volcán de cerca

-Tío, un volcán tapó la Carretera Ustral y entonces todos los árboles no quedaron sin ceniza y tan bien ningún árbol se salvó de quedar sin ceniza, pero no ceniza de lava.
-¿De cuál entonces?
-Ceniza seca, no de fuego.
-¿Te acuerdas cuando anduvimos por ahí?
-Sí. Menos mal que ese día no se reventó el volcán, porque se esperó.
-Te salvaste.
-Pero a lo mejor los pájaros que iban volando arriba del volcán a lo mejor quedaron incendiados y no alcanzaron a llegar al mar a mojarse, así que yo creo que no cudieron volar porque tienen las plumas chamuscadas.
-Si es que no cayeron al cráter.
-¿Pero si se caen al cráten se salvan o cueden esconderse en una roquita?
-Yo creo que no pueden.
-Entonces todos mueren.
-Así es.
-Menos mal que los humanos no tienen alas, tío, ¿no ve que entonces un humano iba volando justo arriba del cráten y entonces tragó fuego y descués se fue derechito a la parte de la lava, y entonces se intosicó?
-Así es.
-Yo quero ver un volcán cuando esplota, porque es rico el volcán cuando esplota, porque salen juegos artificiales gratis.
-Si lo vieras de cerca te daría susto.
-Pero si lo veo de no tan cerquita a lo mejor no me da tanto susto. Me da un poquito de susto no más, pero un poquito de susto es rico, porque da una cosa en la guata.