ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Thursday, November 22, 2007

Honda pena aflige a ElMonito

-¿Y esa cara de funeral que tienes? ¿Tanto te dolió la derrota de Chile?
-No...
-¿Y entonces? ¿Qué te pasó?
-Es que se murió la güelita del Pezoa.
-¿Compañero de curso?
-Sí pos tío, pero no la güelita del Pezoa, porque la güelita del Pezoa era muy viejita para estar en el colegio, porque ya había pasado el colegio, pero el Pezoa decía que la güelita de él, o sea del Pezoa, la güelita había llegado hasta cuarto básico no más decía el Pezoa, pero decía cuarto de preparadoria, no cuarto básico, parece que no es lo mismo.
-Te entiendo, pero a él no lo recuerdo.
-¿No ve que la otra vez le dije que el Pezoa me había emprestado un cuaderno para que sacara una copia y usté me preguntó de dónde sacaste ese cuaderno badulaque y yo le dije me lo emprestó el Pezoa?
-No me acuerdo, pero no importa.
-Tengo ganas de llorar un poquito.
-Llora, si te sientes mejor, pero no encuentro que sea para tanto. Es natural que los abuelitos se mueran algún día.
-¡Pero si se le murió la güelita! Entonces ahora va quedar solo.
-¿Por qué?
-Porque el Pezoa vivía con la pura güelita, porque cuando chico los papás se separaron y entonces la mamá del Pezoa dejó al Pezoa mientras tanto con la pura güelita y descués se fue a otro país, parece que se fue a Utralia, decía el Pezoa, y el papá justo se murió descués. Parece que lo reventó un camión porque atravesó la calle curadito y entonces el camión pasó por encima del papá del Pezoa y le dejó la pura cabeza buena, pero todo el puerco quedó como una alfombra, así que parece que descués lo enterraron en un ataúl plano con un cuadradito para la cabeza.
-No des tanto detalle. Pero entonces tu compañero no está solo, porque tiene a la mamá.
-Pero la mamá me dijo la otra vez en el recreo el Pezoa que la mamá del Pezoa, o sea la mamá de él, del Pezoa, porque yo no tengo mamá, dijo el Pezoa que la mamá del Pezoa le escribió que se volvió a casar y no iba volver nunca más a Chile porque parece que se casó con un chino de Utralia y el chino descués se la llevó a Japón de China.
-¿Y la mamá no le ha vuelto a escribir?
-No, porque al final la carta decía adiós mi niño. Entonces el Pezoa me la mostró la carta y se puso a llorar. Entonces yo le toqué el hombro y le dije que fuera a tomar agua al bebedón y descués que tomó agua se le pasó, pero el chorrito le mojó la cara y el Pezoa se rió y yo tan bien me reí y descués nos pusimos a jugar a las bolitas, pero me ganó dos tiritos.
-Mmm, o sea que vivía con la pura abuelita.
-¡Pero si eso partí diciéndole pos tío! ¿No ve que estoy triste de verdá entonces?
-Sí, te encuentro la razón. ¿Y que va a hacer ahora tu compañero?
-Yo quero traerlo para el clóse y hacerle un huequito, porque osinó parece que el Pezoa se va ir a un hogar de niños menores. El inpestor Pino estaba conversando con la tía Ernestina y escuché que dijo eso.
-Qué lástima. Bueno, tú sabes que al closet no puede venirse. Me basta y sobra con un gaznápiro.
-¡Pero el Pezoa es menos gaznápiro que yo, tío, porque se saca puros cincos y un día se sacó un seis coma dos! ¡Es verdá, no es mentira!
-De todas maneras no puedo andar por el mundo haciendo la caridad. Lo que pasó, pasó.
-Pero entonces el Pezoa se va tener que ir del colegio porque el hogar de niños menores está lejos del colegio, o sea que no está cerca. Dice el inpestor Pino que está como a quince cuadras. Así dijo.
-Mmm... qué triste el destino de ese niño. De casos como ese está lleno el mundo. Por eso, ¡alégrate de tener lo poco que tienes!
-Tío, ¿podemos ir ahora a a velación de la güelita? Porque cuando pasé por la inglesia vi para dentro y vi el cajoncito de la güelita y vi que el Pezoa estaba sentado solo en un banco adentro de la velación, pero no había nadien más, porque el curita tan poco estaba porque parece que tenía que hacer la misa de las cuatro y descués tenía que hacer la misa de las cinco.
-Vamos un rato.
-Ya. Pero voy a lavarme las manos porque las tengo sucias, entonces si le doy la mano al Pezoa entonces se las cuedo ensuciar las manos al Pezoa.
-Lávatelas y cámbiate el traje por este otro más limpio.
-Bueno.
(Al rato, antes de llegar a la iglesia).
-Tío.
-Qué.
-¿Cuando usté se muera entonces a mí me van a mandar a un hogar de niños menores?
-No pienses en esas cosas.
-Bueno. Ojalá que no porque a lo mejor cuando usté se muera entonces ya soy grande y voy a tener auto. Menos mal.

1 Comments:

  • At 5:32 PM , Blogger Cristian said...

    Ah, pobre Pezoa. Lo que tienes que hacer es hacerlo sentir que tiene amigos. Acompáñalo harto.

    ¡Qué bueno eres a veces, querido ElMonito! ¡Como para que te lea el amargado que te criticó hace como un mes!

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home