ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, June 29, 2010

ElMonito y su tío en el Mundial de Sudáfrica (14)

El tío Lamordes camina lo más rápido que puede por las montañas de Sudáfrica, pero mientras más avanza, más se alejan los personajes que se llevaron a su sobrino.
-Usted correr por el desiegtu di Atacama, monitu -repite el Profesor Taurus, y el gaznápiro le cree.
Lamordes levanta la cabeza y los ve a lo lejos, pero ahora los pierde de vista, porque bajan hacia el otro lado de la montaña. Comienza a hacer frío.
-Mejor me devuelvo -piensa.
(Al otro lado de la montaña).
-Tengo frío, Profesor Taúru.
-Tener muito calor, muito calor..
-Ahora me dio calor, Profesor Taúru.
-Hipnotíceme a mí también -dice El Expreimentador.
-A mí también -dice el Doctor Cítico.
-Yo no tengo frío porque no tengo carne, tengo puras sábanas y la calavera en la cara, pero las calaveras no sienten frío -dice la Calavera de Gual Disney.
-Doctor Cao tenel mucho flío, pelo Doctol Cao sel más valiente que esta tlopa de cobaldes -dice el Doctor Cao de Nanjing.
-Ta-ta.. ta-ta.. -dice el Duende Tatá.
El Profesor Taurus se da cuenta de que él también está muerto de frío, pero como no se puede hipnotizar a sí mismo sin perder el control de la situación, decide proponer una idea.
-Queridus amigus, hacer muito muito frío, intenso, mejor busquemos lugar paga pasar la noite.
-¡¡¡Sí!!! -gritan todos, menos el Doctor Cao.
-Doctol Cao sacal colazón al títele y con eso calental la sangle de todos.
Los demás se miran.
-Bueno, pero echemos a la suerte a quién le toca el corazón -propone El Expreimentador.
Mientras, el tío Lamordes llega una casa humilde en medio del campo.
-Toc toc.
-¿Quién es?
-Un extranjero.
-¿De dónde viene?
-De Chile.
-Pase.
-Buenas tardes. Estoy muerto de frío. ¿Me puede dar alojamiento?
-Pase usted y agradezca que me encontró a mí, que hablo español. Otra persona no le habría abierto.
-Qué suerte.
-Más rato empiezan a salir las hienas. ¡De la que se salvó!
-Aquí está calentito. ¿Cómo le fue a Chile?
-Perdió 3 a 0 con Brasil.
-Quedamos eliminados. Tanta molestia para esto. Y ni siquiera he podido ver un solo partido.
-¿Vino solo?
-No, con mi sobrino.
-¿Y dónde está?
-Se lo levaron unos personajes malvados. Pasaron la montaña para el otro lado.
-Delo por muerto. Allí nadie sobrevive en la noche.
-¿No tiene una moto para irlo a buscar?
-¿Una moto? ¡Qué absurdo es usted, e irresponsable! ¿Cómo deja que se lo lleven unos bandidos? ¿No sabe usted las cosas que pasan en Sudáfrica?
-Algo he leído.
-Aquí a veces los hombres son más peligrosos que los leones. Bueno. Hágase a la idea de que a partir de este momento no tiene sobrino.

1 Comments:

  • At 6:47 PM , Anonymous La Lechucita said...

    Eso es imposible..... no puede quedarse asi como asi esperando.......
    Se le tiene que ocurrir algo....

    Un abrazo

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home