ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Sunday, June 13, 2010

ElMonito y su tío en el Mundial de Sudáfrica (4)

-Vamos a comer algo.
-Yo quero comer un completo de trompa de elefante.
-¿Dónde viste eso?
-En un carro de un negrito. Salía la foto del elefante comiendo jogdog.
-¿Y cómo son?
-Son dos jogdog que los ponen dentro de los hoyitos que tiene la trompa del elefante, pero son sin pan porque el pan es la trompa del elefante, entonces arriba de la trompa del elefante, pero en una trompa fallecida, porque no es una trompa de elefante vivo, porque lo mataron en el matadero de elefantes, le echaron insecticida parece y se murió sin sufrín tanto, se cae al suelo y le sacan la trompa unos dostores, pero primero le pusieron el periscopio en el corazón para ver si el corazón se movía y cuando el corazón no se movió más entonces le sacaron la trompa para hacer jogdog, entonces se le cuede echar mañonesa y tan bien se le cuede echar palta y tomate, pero yo creo que se va refalán.
-¡Basta, basta! Yo me voy a la segura mejor, con una pizza.
(Al rato).
-¿Cómo te salió el hot dog, renacuajo?
-¡Me salió duro, querido tío señor Lamordes!, porque la trompa está llena de rollitos como de botella de fanta. Parece como una carne difícil.
-Tú querías probar el famoso hot dog sudafricano.
-La embarré, porque no se cuede comer, hay que tener dientes filudos y yo no tengo dientes, menos mal que alcancé a comer un poco de tomate pero descués se me chorrió y se me cayó al suelo, ¡más encima que los jogdog se salieron de los hoyitos y salieron saltando! y no los pude pescar cuando se cayeron al suelo.
-Mala suerte. Toma un trocito de pizza que me queda.
-¡Es muy poco!
-Lo último que queda. Tú decides.
-Bueno.
(ElMonito come, devora).
-Quero más.
-¿No quieres otro hot dog, mejor?
-No, tío, porque el señor del carrito negro, o sea el señor negro del carrito que era de color morado con amarillo parece, el señor del carrito negro lo vi que salió arrancando porque lo iban persiguiendo unos pacos de África, porque parece que era un vendedor de mentira, porque era un vendedor deambulante como los de Chile. Era un señor prohibido.
-¿Viste? Te estafaron. Menos mal que no comiste, porque seguro que ese hot dog no cumplía ni siquiera las mínimas normas sanitarias.
-¿Y qué pasa si no cumple las mínimas normas salitarias?
-Te enfermas.
-¿Y me tienen que poner una indección?
-Sí.
-¡Ah chuta, me salvé! Quero mejor pizza con Coca Cola.
-Bueno, pero cuando lleguemos al hotel, mira que recién estamos entrando de nuevo a la ciudad.

1 Comments:

  • At 5:48 AM , Blogger Fortunata said...

    Parecía apetitoso el completo en trompa de elefante....pena que fuera una estafa.

    Un abrazo

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home