ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, December 01, 2009

Tío, la perrita de usté no se come la comida de perro

-Tío...
-Qué.
-La perrita de usté está mañosa, porque no se quere comer la comida de perro, porque puro quere comida de humano.
-¿Ah, sí? Le vamos a enseñar.
-¿Cómo le enseña a la perrita de usté?
-Simplemente no le doy comida. Hasta que se coma lo que tiene en el plato.
-¡Pero ayer le dio un güeso de pernil y se lo comió entero, porque no dejó nada de güeso! Dejó puro como unos gusanitos de güeso.
-Eso fue ayer.
-¡Pero hoy le dio el chocolate de 75 por ciento de cacao!
-¿Qué dices?
-Le dio el chocolate de 75 por ciento de cacao. Yo había pensado que me lo compró a mí para cuando fuéramos a ver 2041 parece, pero nuera cierto.
-Jamás le daría una cosa así, menos si está mañosa.
-Pero si dejó la pura cáscara, o sea el papel de la marca.
-¿Dónde?
- En el patio.
-¿A ver?
(Al minuto).
-Tienes toda la razón. Se fregó la perra.
-No le vaya a pegar porque dice la tía Ernestina que los perros son inocentes porque no saben leer ni escribir.
-Esta no tiene nada de inocente. Esta es viva con ganas.
-A lo mejor le dieron ganas de ir a ver 2041.
-La vamos a llevar a ver "La perrera".
-¿De qué se trata esa?
-De un perro que se portó mal y lo mandaron a otra parte.
-¿La perrera es la cárcel de los perros, querido tío señor Lamordes?
-Sí. Allí la vamos a mandar.
-¡Pero primero tiene que hacerle un juicio como la gente!
-Se lo hago altiro.
-Pero no cuede porque no hay señor fiscal.
-Tú eres el fiscal y yo soy el juez.
-No, yo mejor soy el defensor y usté es el fiscal, pero sin juez, porque no hay nadien más para que sea el juez.
-Bueno. Empieza.
-No, primero usté ataca y descués yo defiendo.
-Ok. Esta perra se ha portado mal, porque se comió mi chocolate. ¡La condeno a la horca!
-No, señor fiscal. La perrita se portó bien porque tenía hambre y empezó por comerse el postre, pero se puso mañosa porque parece que tiene busanos en la guata, así que la mandamos al hospital, no a la horca porque en la horca la van a fusilán.
-Ok, mañana la llevaremos al veterinario a ver qué tiene. Ahora anda a buscar la cadena para que la llevemos al parque.
-¡Viva ni tío!

1 Comments:

  • At 2:38 AM , Blogger fortunata said...

    Mañosa la perrita...no me extraña con esos piensos que les damos....
    Un abrazo

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home