ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Friday, May 16, 2008

Salvado gracias a una rama

-¿Hablo con el señor M. Lamordes?
-Con él.
-Hay un niño que pide autorización para hacer un llamado con cobro revertido. Dice que lo escogieron perro símbolo y que se llama Monito.
-¡ElMonito! ¡Dónde está!
-Señor, ¿acepta el llamado?
-Pero... me va a salir muy caro. Dígame mejor dónde está.
-¡Señor! ¡Acepta el llamado o no lo acepta!
-Bueno... lo acepto... grrr...
-Hable.
-¡Qué pasa, renacuajo despilfarrador! ¿Todavía no te vienes a Santiago?
-Es que descués el tronquito me iba llevando para afuera de Chaitén y entonces tuve que afirmarme de una rama que había de un árbol que seguía en Chaitén, o sea que estaba cerca de la plaza, pero no era un árbol de la plaza porque era un árbol de cerca de la plaza, querido tío señor Lamordes. ¡Es verdá, no es mentira!
-Te creo, te creo. ¿Y qué hiciste?
-Entonces me puse a colgar de la rama hasta que me dieron las fuerzas para subirme al árbol de cerca de la plaza.
-¿Y el perro que llevabas en el tronco?
-El perrito se fue en el tronco porque no pude levantarlo para la rama, pero descués saltó del tronquito y se fue caminando por la dereda que está casi al llegar a la plaza, hasta que encontró unos panes que dejaron botados los caradineros del Ejéncito Nacional de Chile y se los comió ¡y no dejó ni las migas, tío!
-¿Estás llamando del árbol?
-No tío, ¿está más loco? ¿No ve que las peradoras de teléfono no se cueden subir a los árboles porque usan vestido?
-Entonces dónde estás.
-Es que descués unos señores caradineros iban caminando para llevarse las últimas mascotas y un caradinero le dijo al otro caradinero, le dijo ¡lorea, el perro símbolo! Y entonces me bajaron del árbol y me salvé, pero justo el volcán estalló de nuevo y salieron rayos de las nubes y me dio susto, así que me llevaron a otra ciudad y ahora estoy en otra ciudad, pero estoy en un gicnasio. Hay pura gente llorando casi.
-¿Y cuándo te vienes?
-No sé, porque quero que usté me venga buscar.
-Ahora no puede ser porque ya es muy tarde. Además la llamada me está saliendo muy cara. Cuídate y aprovecha de hacer tareas.
-Dígale al Toro que si me cuede pasar en limpio los cuadernos y yo le pago con láminas de Pokemon. Dígale que tengo la 105 y tan bien tengo la 42, que son difíciles, pero yo las tengo repetidas y se las iba vender, pero dígale al Toro que ahora se las cánjio por pasarme en limpio el cuaderno de número, el cuaderno de lenguaje y el cuaderno de sociedás. Chuta, entonces me va faltar una lámina.
-Ya, vete a dormir, buenas noches.
(Clic).

1 Comments:

  • At 10:07 AM , Blogger Monin said...

    Ufff menos mal que se salvó!!
    Y Lamordes no piensa ir a buscarlo??? Malo malo malo!!

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home