ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Friday, February 22, 2013

Las vacaciones de ElMonito (7): La casa misteriosa

La lluvia comienza a caer suavemente; a los cinco minutos ya es un vendaval.
-Protejámonos bajo ese árbol, mequetrefe.
-Se me están mojando las zapatillas, querido tío señor Lamordes. Menos mal que no son de marca porque son de las baratas porque usté nunca quere comprarme zapatillas de marca, ¡no es justo!
-Cállate y sígueme.
-Bueno.
-Ven por aquí.
-Pero nuay camino por ahí, tío, porque hay puro pasto mojado.
-No importa, por lo menos hay un árbol.
-Pero en ese árbol no venden bencina, tío. A lo mejor en el árbol de más lejos venden bencina.
-¡Y qué importa le bencina ahora! ¡Ya estamos fritos!
-No estamos tan fritos porque el señor Matamala está más frito porque lo cacturó el Dostor Cao de Nanllín para que sepa, y a lo mejor le va sacar el corazón, mientras tanto que losotros los salvamos por mientras.
(Tío y sobrino soportan la tormenta, mojados como diucas).
-¡La suerte mía! ¡Quién me manda sacar de vacaciones al gaznápiro!
-No se creopupe tanto tío, porque mañana el señor Iván Gálvez dijo que iba salir el sol porque lo escuché en las noticias el otro día, no este día, porque era EL OTRO DÍA, no de ahora...
-¡Y además tengo que escucharlo!
-Mejor, tío, porque osinó se cuede quedar dormido y se cae encima del pasto mojado y si se cae al pasto mojado le cuede dar una brocobenbonia y descués le tienen que poner una indección y si fracasa la indección lo van a enterrar en un cajón o a lo mejor usté quere mejor que lo cineren.
-¿Qué dices?
-El otro día salió que a unos caláveres los queman en un horno de barro y descués parece que se ponen a vender empanadas, pero yo creo que a lo mejor no san tan sabrosas, porque son asquerosas, porque un día salió una empanada con una uña del dedo gordo adentro de la empanada, y salió que la uña estaba sucia...
-¡Cállate, por favor!
-Shhh, tío, mire que allá se prendió una luz. A lo mejor hay una casa donde vive una bruja.
-Tienes razón... vamos a ver.
-¿Y si los sale una bruja?
-No seas infantil. En el sur no hay brujas.
-¿Estamos en el sur?
-Sí.
-Ah, menos mal.
(Caminan a la casa. El tío Lamordes golpea bajito).
-Toque más fuerte tío, porque la bruja no los va escuchar.
-¡Toc toc toc!
(Voz de mujer).
-Quién es.
-¡Chuta, una bruja!
-Cállate, déjame a mí... Somos nosotros.
-¿Quiénes son nosotros?
-El tío Lamordes y su simpático títere ElMonito, estimada señora.
-¿Qué?
-Ábralos la cuerta señora bruja porque los estamos mojando todo el puerco.
-Mmm... esperen.

¿Qué nueva sorpresa les tiene deparado el destino a nuestros personajes?

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home