ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, March 14, 2006

Primeros problemas para presidenta popular

-Tío...
-Estoy ocupado.
-Pero es que quero decirle una cosa.
-Estoy ocupado.
-Chuta. Fregué de nuevo.
-¿Hiciste las tareas?
-Más rato. Tengo unas puras sumas que hacer. Y tan bien dos restas.
-¿Nada de lectura?
-Un poquito de las sílabas y un tragalenguas difícil.
-Léemelo.
-Pablito-clavó-un-clavito-¿Qué-cavlito-plavó-Cablito?
-Más rápido.
-Clavito-pabló-un-clavito-¿Qué-clavlito-plabló-Palito?
-Si era eso lo que querías decirme lo dijiste muy mal.
-Nuera eso. Era una cosa de la Presidenta Michelle Bachelet.
-¿Qué pasa con la Presidenta?
-Que ya sumió y le silbaron a Myrian Hernández cuando estaba cantando con Inti Llimani y descués dijo Myrian Hernández que la Presidenta Michelle Bachelet estaba gordita, ¡no! osea que le dijo que era valiente porque no era cobarde, ¿nocierto?
-¿Y qué?
-Que eso.
-Ya. Vuelve al closet.
-¡Espere! Tan bien me gustó cuando le pusieron la banda y descués la banda tocó una canción del Ejército, el hicno nacional de Chile.
-Ya. Y ahora, ándate de una vez.
-En el programa de Kike Morandé pusieron una señora que se veía igual que la Presidenta Michelle Bachelet, porque se veía como una caja grande de color rojo con antiojos.
-Mira, estás hablando de la Presidenta. Te pido un poco de respeto.
-Pero a mí me gusta la Presidenta Michelle Bachelet, pero más me gusta la hija chica, porque es igual que la Presidenta Michelle Bachelet pero es más flaquita y no tiene arrugas y tan bien va al colegio, pero ella parece que va a un colegio mejor en vez que usté me puso en una escuela con número y siempre me sacan pica cuando tengo que decir el número.
-¿Y qué tienes contra el número 69?
-Es que el Cabrera y el Carrasco y el Rebolledo dicen que es un número cochino.
-¿Y por qué dicen eso, qué saben esos niños?
-Dicen que es un número cochino porque es al revés.
-Ah. Ya, gaznápiro, me aburriste.
-¿Por qué renunció altiro una señora autoridás de la Presidenta Michelle Bachelet?
-Porque la metieron en un asunto de derechos humanos.
-¿Y por qué tiraron bombas lagrimógenas a unos señores que se iban a tomar unas casas?
-Porque quebrantaron la ley.
-¿Esos señores no tienen derechos humanos, tío?
-Claro que sí. El problema es otro.
-Ah. ¿Es malo tomar casas? ¿Es mejor comérselas, querido tío señor Lamordes?
-¡Ya, me cansaste! ¡Castigado una semana en el closet!
-¡No, por favor, que me va dar susto!
(¡Plaf! Lamordes canta...)
-La puerta se cerró detrás de tiiiii...
(Voz con eco)
-Tíooooo...
-... y nunca más volviste a aparecer...
-Tíooooo... ¡sáqueme de aquí!
-... dejaste abandonada la ilusión que había en mi corazón por ti...
-No sea malooo...
-Ya, gusano de poca monta. Vamos a pasear un rato al parque y prepárate para disfrutar de un buen trencito.
-¡Gracia!

5 Comments:

  • At 11:13 PM , Blogger Cristian said...

    Las compensaciones del tío señor Lamordes... Al menos le compró un trencito al pobre y triste ElMonito. Qué bueno que vio a la Presidenta con la "Franja electoral" puesta. :-)

     
  • At 12:35 AM , Blogger Manuel Martínez said...

    Como dice la oposición: vamos a fiscalizar todos los actos que el tío Señor Lamordes haga con ElMonito...

     
  • At 10:32 AM , Blogger Gerardin said...

    hola ElMonito...te apuesto ke tu tio es de la concerta (por lo prepotente y chupamedia) jajajajaa :) oie pero ke es eso del 69? jajajaa me alegraste el dia y vale por ezo... ya disfruta tu trencito ElMonito...

    xaous...¡¡¡¡¡¡ xD :)

     
  • At 11:14 AM , Blogger Pequeñin said...

    no digo yo... si larmodes tiene su corazoncito.

     
  • At 7:51 PM , Anonymous Anonymous said...

    ¿Quién crería que ese señor Lamordes fue tan insensible?.
    Cuando lo conocí en San Felipe se mostró como una persona de gran corazón, amante de la literatura, de la buena conversa junto a un buen tinto.
    Quién se iba a imaginar que era un torturador de niños.
    Las apariencias engañan.
    No hay dudas.

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home