ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, September 15, 2009

ElMonito muerto de hambre

-¿Llegaste, renacuajo?
-Sí, querido tío señor Lamordes. ¡Tengo hambre!
-Hay porotos en el refrigerador. Caliéntalos.
-¡No es justo!
-¿Qué dices?
-¡No es justo, tío!
-¿Por qué no es justo? ¿Quieres que te sirva yo? Estoy viendo la Champions League y estoy cansado.
-No, tío, no es justo que seguimos en clases, mientras tanto que casi todos los niños de las otras escuelas ya salieron de vacaciones del 18 de sectiembre y algunos niños ya se fueron a veraniar a la playa y tan bien algunos niños se fueron a veraniar al Cajón de Maipú, mientras tanto que otros niños no salieron a veraniar pero cueden ver los monitos en la tele de plasma, mientras tanto que yo no cuedo ver los monitos porque el señor Palominos los dio una tarea larga.
-¿En qué consiste?
-Hay que recortar tres noticias del diraio que digan del 18 de sectiembre. Por eflenco, los dijo, cueden recortar una noticia de las fondas del 18 de sectiembre, cueden recortar una noticia de la Parada Militán y cueden recortar una noticia de no me acuerdo.
-Ja ja, la última es la más fácil.
-No, tío, es difícil porque se me cuede olvidar.
-Te quejas de lleno.
-No, querido tío señor Lamordes, porque no estoy lleno, porque la guata me suena de hambre...
(Cae una olla).
-¡Qué fue eso!
-Se me cayó la olla de los porotos.
-¿Te quemaste?
-Menos mal que no, porque me hice para el lado.
-Recoge todo y limpia.
-Bueno.
(Se oye una escoba que pasa por el piso).
-¡Tío!
-Qué.
¿Me cuedo comer los porotos que barrí por encima?, porque no se ensuciaron tanto.
-¿Están limpios?
-Un poquito, pero tienen unos pelos de gato y como un algodón negro que había en la esquina del suelo.
-Yo que tú no me los como.
-Pero es que tengo hambre. Mire, me suena la guata. Al recreo el Martínez se comió una dienesa y no me quiso convidar, y descués botó la mitad de la dienesa porque se puso a peliar con el Lantadilla, y el Lantadilla salió ganando y el Martínez perdió la pelea porque le salió un cototo, pero no tan grande. Descués casi los vio el Inpestor Pino, porque justo salieron arrancando y el Inpestor Pino me iba mandar a la Inpestoría porque me echó la culpa, ¡botaste la dienesa al patio!, no señor Pino porque tengo hambre y el Inpestor Pino me dijo entonces por qué la botaste y yo le dije al Inpestor Pino, no, le iba decir pero no le dije, le iba decir no Señor Pino fue el Martínez porque estaba peliando con el Lantadilla y el Lantadilla le sacó chicha al Martínez, pero me quedé callado porque los niños que acusan son maricones dijo el Toro.
-Deja de hablar y ven al living, gaznápiro.
-Bueno.
-Toma.
-¡Una pizza de Pizaját!
-Sí, come. Y ahí tienes Coca Cola.
-¡Viva ni tío!... (glu glu glu).... ¡Oinc!
-¿Y eso?
-Es que me tiré un chanchito porque me empecé a inflar con el gas de la Coca Cola y cuedo salir volando y me tiene que poner un cordelito, ja ja ja.
-No tienes remedio, badulaque. ¡Y no hables cuando comas!
-... Grunfff... Schrfun... Me cuesta...

1 Comments:

  • At 7:17 PM , Blogger Fortunata said...

    Ni comiendo puede estar callado el mequetrefe.

    ¿Tambien ahi se ve la champion con el equipo del ingeniero Pellegrini?

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home