ElMonito

Me yyamo ElmOnito y tengo 7 años y ¡sienpre boi en primero, nunca paso! Ni tio el señor Lamordes sienpre me reta por qe puro cree qe qero comer chocolate trencito en vez qe llo lo qe puro qero es no aburrirme y jugar. Ogalá jugar a la pelota o tan bien jugar plaistechon o tan bien pegar láminas de álbun. Ni tio es periodista y me ase dormir en el close de su ofisina. Ni tio dise que me qere bastante. LLo tan bien lo qero a él pero es muy retón. Grasia.

Tuesday, September 06, 2005

El hombre grande y los mulatos

El closet se mueve por dentro. La gente de la oficina empieza a murmurar. Alguien va y le da el aviso al responsable del mueble.
-Anda a ver, Lamordes, parece que fuera tu títere de orejas largas.
Mal genio, desconcentrado, con ideas raras en la cabeza, descontento del mundo, descontento de la vida, a nuestro reportero no le hace ninguna gracia el aviso. "¡Qué querrá ahora este monigote! ¡Para qué me habré hecho cargo de él!", piensa, casi en voz alta. Se levanta y camina hasta el closet. En efecto, éste se mueve por dentro.
-¡Despierta, bellaco! De nuevo estás soñando pesadillas.
-Un hombre grande... un hombre grande...
-Despierta, ¡vamos, muévete, abre los ojos!
-Tío, un hombre grande...
-Despierta de una vez.
-¿Ah? ¿Tío? ¡Ah, era una pesadilla, menos mal! Vamos a la máquina y me compra un trencito.
-¿Qué soñabas, renacuajo de poca monta?
-Estaba soñando tío que yo estaba en el living y miraba por la ventana y afuera de la ventana, no adentro de la ventana, ¡afuera de la ventana se veía un señor grande! Estaba como de lado, tío, y tenía un terno y una colbata, se veía elegante pero me daba susto porque era más grande que los señores de verdá, osea era más grande que los señores que se ven en la calle, ¡osea que era más grande que usté! ¡Era un hombre grande!
-¿Y por qué te daba miedo el hombre grande?
-Porque estaba como de lado.
-¿Sólo eso? ¿No sería por otra cosa?
-Parece que quería entrar a la casa y yo no quería que el hombre grande entrara a la casa, en vez que yo quería que se fuera, pero el hombre grande no se iba, porque se quedaba calladito como de lado. Pero no miraba por la ventana pero yo creía que a lo mejor iba mirar por la ventana y me daba más miedo.
-Y entonces moviste el closet.
-¿Moví el clóse? Tengo fuerza.
-Ya estás repuesto. Te dejo. Vuelvo a trabajar.
-¡Nooo, que cuede volver el hombre grande! Era como del porte de Darvéider pero no tenía capa, tenía un puro terno y una colbata.
-Bueno, ven conmigo un rato al diario.
-¿Cuedo jugar en el poncutador?
-No.
-¿Cuedo ver las fotos del partido de Chile cuando le hacen los goles al Tapia?
-Dile así no más. El pobre perdió todo respeto.
-Pobrecito el Tapia, tío. Me daba pena cuando tenía que ir a buscar la pelota al fondo de la red. Yo quero ser de Brasil, tío, osino ¿sabe qué más? Yo tengo la solución para que nos pongamos buenos.
-Dila, que nadie en Chile la tiene.
-Hay que nacionalizar a Robillo y a Ronaldo y a Ronaldillo aunque ellos no queran ser chilenos pero losotros los obligamos a tener que jugar por Chile, entonces ganamos los partidos. Tan bien hay que hacer en un cerro un corral con negros y darles harta comida hasta que sean grandes y jueguen por Chile.
-¡Cuidado con lo que dices! Esa forma de referirte a los mulatos brasileños suena a racismo.
-Es que el corral es para que no se escapen a Argentina en vez que descués los muleros juegan por Argentina y volvemos a perder, ¿no ve?

3 Comments:

  • At 7:42 PM , Anonymous Anonymous said...

    Genial tu Blog, esta seccion salia antes en cierto diario X?, sea como sea, genial la pag, me trae ene recuerdos de cuando la leia.
    Gracias por escribir.-
    Matias V.

     
  • At 10:36 AM , Blogger Pequeñin said...

    Es la mejor solución en años la de nacionalizar a esos futbolistas...Notable!!!

     
  • At 8:26 PM , Anonymous Juanita said...

    Qué bueno que volviste monito... eres genial. Y le hace bien a tu tío, que estaba medio rayuela escrbiendo otras cosas. Lo volviste a la vida...
    tu tía de siempre...

     

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home